Hombres de palabra: Samuel Eto’o
© AFP

Tiene un palmarés impresionante y una historia personal de superación admirable. Desde su Camerún natal, Samuel Eto’o ha conquistado a base de goles y talento un lugar privilegiado en la elite del fútbol mundial, sirvan como aval sus cuatro premios como mejor jugador africano (es el futbolista que más veces se ha llevado esta distinción).

Pero el delantero no sólo se ha ganado portadas y titulares por sus méritos sobre el césped. Eto’o, en su periplo profesional que lo ha llevado a defender los colores del Real Madrid, Real Mallorca, FC Barcelona e Inter de Milán, ha dejado muestras de su poderosa personalidad también en las salas de prensa.

La estrella de los Leones Indomables hace honor al sobrenombre de su selección nacional y a sus 30 años, sigue haciendo gala de un carácter tan indomable como el de aquel adolescente que dio el salto internacional al llegar a Madrid hace algo más de 15 años.

El fútbol, la fama, el orgullo y el dinero se entremezclan en su personal visión del deporte rey. FIFA.com ha recopilado algunas de las declaraciones más llamativas del hoy delantero del Anzhí ruso.

“Me motiva que me den palos y, cuando me pegan, no sabes las ganas que tengo de meter un gol, sólo para joder”.
Técnicas de motivación según Eto’o.


“Les aseguro que si fuera brasileño y me llamara Eto’osinho, tendría más prensa”.

La teoría de la relatividad en el fútbol, por Eto’o.

"Es más hermoso que yo, pero yo soy mejor futbolista".
El camerunés se compara con el inglés David Beckham.


“Los túneles y los sombreritos están bien pero lo que importa es el gol”.

Eto’o simplifica el fútbol.

"Yo vivo de los fallos de los demás".
Samuel Eto'o, tras proclamarse campeón de la Copa del Rey en 2009.

"Claro que me han llamado negro, incluso algunos rivales, y me han hecho el canto del mono en algunos campos, pero intento restarle importancia. Yo soy negro, no soy blanco".
Sobre el racismo.

"No me gustan los jugadores que besan su camiseta tras marcar un gol porque no dudarán un segundo en cambiar de equipo si al día siguiente alguien les ofrece unos millones más. El club de mi corazón es el Mallorca y actualmente trabajo para el Barça. Eso es todo".
Eto'o, sobre la fidelidad a los colores, hace unos años.

"En su momento fue el mejor entrenador para el Barça, pero llegó un momento donde tal vez necesitábamos un entrenador que nos castigara, y de lo mucho que nos quería Frank, no nos podía castigar. Creo que abusamos demasiado de su confianza".
Su análisis de la salida de Frank Rijkaard del banquillo azulgrana.

"Los Madrid-Barça son partidos únicos. Yo les decía a mis compañeros del Inter que he tenido la suerte de jugar muchos derbis, entre ellos el de Italia, pero que el Clásico de España es el mejor del mundo. Cuando llegaba esa semana no podías dormir".
Eto'o, en referencia al clásico español.

“Las palabras no juegan al fútbol”.
Minimizando la importancia de las declaraciones.

"Me pregunto si es usted camerunés y si ha visto el mismo partido que nosotros. Además, hablaré con su jefe porque no merece trabajar para este medio. Gente como usted no merece existir. Nosotros nos matamos para que nos conozcan lejos y ciertos periodistas como usted no quieren que África avance, que Camerún avance, siendo siempre negativo".
Samuel Eto'o, muy enfadado en la rueda de prensa tras una derrota ante Senegal en un partido valedero para la Copa de África.

"Ni pagándome mil millones iba a ir al Madrid porque no iba a ser feliz”.
El dinero no lo es todo…

“A mis padres les da completamente igual mi salario. Sin embargo, creo que lo que les enorgullece es que el apellido Eto'o sea conocido en el mundo entero. Que Eto'o guste en Daguestán o que hasta los chinos sepan quién es Eto'o. Eso les llega más que saber que gano millones con el Anzhí".
De nuevo, el dinero no es lo más importante.

“¿Para qué trabajamos todos en la vida? ¿Usted para que trabaja? Quien diga que no trabaja por dinero es un hipócrita”.
Tras su fichaje por el Anzhi ruso, que le convierte en uno de los jugadores mejor pagados del mundo.