Peligran récords de leyendas
© Getty Images

El último resumen estadístico de FIFA.com no será muy del agrado de jugadores como Klaus Fischer, Ruud van Nistelrooy, Alan Shearer y Gerd Mueller, después de que Huntelaar, Van Persie y Messi hiciesen mella en sus registros a lo largo de la semana. También analizamos el final de la larga racha de imbatibilidad de Boca Juniors y el creciente número de empates que acumula el Juventus.

95

minutos habían transcurrido ya cuando Thomas Vermaelen anotó este lunes el gol de la victoria más tardío del Arsenal en la Premier League, al imponerse por 2-1 al Newcastle United. Gracias a la garra que mostró el belga al subir al ataque con tanta fuerza en los compases finales, los Gunners también han establecido una nueva marca: son el primer equipo que gana cuatro partidos consecutivos de la división de honor inglesa con sendas remontadas. Y aunque el tanto de Vermaelen fue el más espectacular, el choque del lunes también deparó la diana número 26 de Robin van Persie en la liga, con lo que supera en una al holandés que más goles había marcado anteriormente, Ruud van Nistelrooy, en 2002/03. El récord global de una única temporada, 34, es compartido por Andy Cole (1993/94) y Alan Shearer (1994/95), mientras que Cristiano Ronaldo —31 en 2007/08— posee el mejor total de un futbolista de fuera de las Islas Británicas. La semana fue igualmente memorable para otro goleador extranjero, Didier Drogba, autor de su 100º gol en la Premier League. Es el primer africano que alcanza este hito.

50

goles en 43 partidos, un promedio de uno cada 74 minutos, hacen de Lionel Messi el segundo jugador que alcanza esta cifra en dos temporadas consecutivas. El primero fue Gerd Mueller, autor de 50 realizaciones en las filas del Bayern de Múnich en 1971/72 y de 55 al año siguiente. Aunque los registros impresionantes son ya habituales en él, Messi atraviesa una racha especialmente notable, puesto que suma 16 goles en sus seis últimas actuaciones con su equipo y su selección nacional. También se ha convertido en el primer jugador, desde Alan Shearer en 1996, que supera el listón de los 30 tantos en tres campañas seguidas de una de las grandes ligas europeas. Y no olvidemos el espectáculo que protagonizó el pasado miércoles contra el Bayer Leverkusen, al que endosó cinco goles, una gesta que nadie había logrado en la Liga de Campeones de la UEFA y que permite al pequeño argentino igualar el récord de Van Nistelrooy, 12 tantos en una misma edición del principal torneo de clubes de Europa.

36

partidos sin perder y seis consecutivos sin recibir goles fueron las secuencias de Boca Juniors que llegaron a su fin la semana pasada. El cuadro bonaerense, que se mantenía invicto desde abril del año pasado, acabó sucumbiendo por 1-2 en casa el pasado miércoles en la Copa Libertadores, a manos del Fluminense brasileño. Y si ese resultado fue una sorpresa, el duelo del domingo ante Independiente causó conmoción en el fútbol argentino. Al fin y al cabo, se trataba de un adversario que tan solo había marcado un gol en sus cuatro anteriores compromisos del Clausura, todos ellos derrotas, mientras que Boca —cuya anterior campaña triunfal del Apertura se asentó sobre un balance de únicamente seis goles en contra— acudía invicto y sin haber visto todavía perforada su puerta. No es de extrañar pues que nadie apostase por la victoria del Rojo, y menos aún por un tanteo de 4-5.

34

goles es la contribución de Klaas-Jan Huntelaar a la temporada del Schalke hasta la fecha. El neerlandés iguala así el récord del club, establecido hace 35 años por Klaus Fischer. No es la única marca personal de Fischer que peligra actualmente: Mario Gómez acaba de conseguir su 11ª tripleta de la Bundesliga, y se halla a una del antiguo astro del Schalke y del Colonia. No obstante, Gómez está aún muy lejos del líder global de este apartado, Gerd Mueller, quien terminó su carrera con nada menos que 32 tripletas en la Bundesliga. Aun así, el ariete del Bayern adelanta a Miroslav Klose en la clasificación histórica de goleadores de la liga, con 122 tantos, por 121 de su ex compañero. Para otro internacional alemán, la última jornada dejó un dato menos agradable: Lukas Podolski recibió su primera tarjeta roja en 202 encuentros de la máxima categoría. Fue uno de los tres expulsados en el partido que se saldó con un triunfo por 1-0 del Colonia sobre el Hertha de Berlín, dos menos que el récord de la Bundesliga: cinco cartones rojos en una contienda entre el Borussia Dortmund y el Dynamo de Dresde el 1 de septiembre de 1993.

14

empates en la Serie A, incluidos cuatro consecutivos, hacen que el Juventus haya igualado más partidos de los que ha ganado esta temporada. Su visita de este domingo al Genoa concluyó con un 0-0, de modo que la Juve tan solo necesita hacer tablas otras tres veces para alcanzar su propio récord de una única campaña, 17 en 1955/56. Pese a todo, todavía está lejos de los 22 empates del Mantova en el ejercicio 1966/67. Quien no tiene esos problemas es el Nápoles, que cosechó su quinta victoria seguida en la liga, su mejor secuencia desde 1988, goleando por 6-3 al Cagliari, en el primer partido con nueve goles de la Serie A desde mayo de 2005. En cuanto al Inter de Milán, venció 0-2 al Chievo y respiró aliviado al poner fin a una sequía de 572 minutos sin marcar.