Goles, títulos y tropiezos
© Getty Images

En el nuevo repaso estadístico de FIFA.com informamos de las fiestas por el título celebradas en Glasgow y en el Pireo, de las gestas goleadoras de Londres, Newcastle y Nueva York, y de los tropiezos del Marsella y del Real Madrid.

150

goles en la Premier League inglesa es la marca que alcanzó el lunes Frank Lampard, el primer mediocampista que protagoniza tan impresionante hazaña. A sus 33 años, el volante posee el registro realizador más abultado de la historia del Chelsea, y se encuentra a ocho dianas de superar a Kerry Dixon, el hombre que ocupa el segundo lugar en la lista de jugadores más prolíficos de la historia del club. Ni siquiera Lampard, sin embargo, puede competir con el ritmo al que está marcando goles otro astro de la máxima división inglesa. Papiss Cisse ha acertado ocho dianas en los cinco últimos partidos que ha disputado con el Newcastle United y es ya el máximo goleador de la liga en 2012, tras haber visto puerta en diez ocasiones desde que llegó a la entidad inglesa en enero procedente del Friburgo. El lunes, cuando anotó el segundo tanto de la victoria por 2-0 del Newcastle sobre el Bolton Wanderers, el internacional senegalés se convirtió en el cuarto jugador (tras Rooney, Van der Vaart y Van Persie) que esta temporada bate la meta rival en cinco encuentros consecutivos de la Premier League.

99

encuentros de liga y cinco temporadas sin conocer un empate a 0-0 en casa es la racha récord del club que terminó para el Real Madrid este domingo. Contra el Valencia, los merengues se anotaron su primer empate a 0-0 en el Bernabéu desde que igualaron con el Real Betis en febrero de 2007. El equipo de José Mourinho ha dejado escapar puntos en tres de sus cinco últimos encuentros y, quizás un tanto preocupante para las próximas semanas, los tres partidos en casa que no lograron ganar la temporada pasada cayeron todos en abril. Además, mientras el Madrid no encontraba el camino del gol, el Barcelona establecía un nuevo récord en España: 161 goles en todas las competiciones, un total que subió anoche a 165 y que supera la marca de 158 que perteneció al Real Madrid en 1959/60 y al propio Barça en 2008/09. Lionel Messi se convirtió también en el primer jugador que supera los 60 goles en un club de primera división en Europa desde que Gerd Muller acumuló la increíble cantidad de 67 tantos con el Bayern de Múnich en 1972/73. El argentino es además el creador más potente de las cinco grandes ligas de Europa esta temporada, con 26 pases de gol, cinco más que su rival más próximo, Mesut Ozil.

14

de los últimos 16 campeonatos de la Súper Liga griega pertenecen al Olympiacos después de que el club del Pireo revalidara su título el pasado miércoles. Se trata además del 39º triunfo del club en la liga, un récord en Europa continental, lo que significa que actualmente la entidad posee 13 títulos más que su rival más directo, el Panathinaikos. El Olympiacos, sin embargo, no fue el único equipo que celebró un título la semana pasada. Más al norte, con una victoria por 0-6 en casa del Kilmarnock el sábado (la más abultada a domicilio esta temporada en la Premier League escocesa), el Celtic conquistó a lo grande su 43º campeonato nacional de liga. El triunfo llevó al grande de Glasgow a quedar igualado con el Nacional de Uruguay en una estadística curiosa: ambos tienen en común el hecho de poseer más títulos que nadie en el mundo sin ostentar el récord de campeonatos nacionales en sus países respectivos, pues en esto último los superan el Rangers (54) y el Peñarol (48) respectivamente.

11

partidos han pasado desde la última victoria del Marsella, la racha más prolongada sin conocer la victoria que el club ha registrado en medio siglo. El equipo del sur de Francia no había sufrido una secuencia similar desde 1962. Los hombres de Didier Deschamps han perdido ya diez de sus once encuentros en las competiciones nacionales y europeas, y han anotado tan sólo seis goles en este tiempo. Su derrota más reciente parece también la más dolorosa, pues se produjo a manos de su más encarnizado rival, el París Saint-Germain, contra el que registró en noviembre una victoria por 3-0, su triunfo más abultado de la temporada. El 2-1 recibido el domingo en el Parque de los Príncipes coincidió con la celebración, a todas luces amarga, del partido número 2.200 del Marsella en la Ligue 1, un hito que sólo el Sochaux (con 2.285 encuentros de la máxima división francesa en su palmarés) había alcanzado hasta la fecha.

7

goles en tres participaciones es la cosecha que ha propulsado a Thierry Henry al primer puesto de la tabla de máximos anotadores de la Major League Soccer y ha inscrito su nombre en el libro de los récords del campeonato. No en vano, los logros recientes han reportado al francés tres títulos consecutivos de Mejor Jugador de la Jornada; la primera vez que un futbolista de la MLS logra esa gesta. Tan prolífica racha, que consta de un doblete contra el Rapids de Colorado, una tripleta contra el Impact de Montreal y otro doblete contra el Crew de Columbus, representa también la mejor secuencia goleadora de Henry desde que anotó siete tantos en tres partidos con el Arsenal en marzo de 2005. El emblemático jugador del Red Bulls de Nueva York no sólo ha marcado goles, también posee a su nombre cuatro asistencias, con las que ha contribuido a que Kenny Cooper, su compañero en la delantera, ocupe con seis anotaciones la segunda posición ex aequo en la carrera por convertirse en el máximo goleador de la MLS.