Títulos, tripletas y magia en Wembley
© AFP

Las hazañas goleadoras dominan el repaso estadístico que FIFA.com presenta esta semana, donde destacan las gestas de Lionel Messi, Didier Drogba, Diego Milito y Yoan Gouffran, y de dos campeones de liga, el Ajax y el Anderlecht.

72

 goles en una única temporada es el increíble total del que se ha servido Messi para fijar un nuevo récord mundial. Al añadir a la tripleta contra el Málaga del miércoles los cuatro tantos de la victoria del Barcelona sobre el Espanyol del sábado, el fenómeno argentino superó la marca europea de 67 goles que estableció Gerd Mueller, además del récord global que estaba en posesión de Archie Stark, quien vio puerta en 70 ocasiones para el Bethlehem Steel estadounidense en 1924/25. Dos tripletas en la liga en el espacio de cuatro días pusieron la cuenta particular de Messi en un total de 14, por encima del récord del club, que logró César Rodríguez entre 1942 y 1955. Notablemente, Messi ha marcado ya más goles de liga esta temporada (50) que Johan Cruyff en toda su carrera en el Barça, y más que los que han registrado 13 de los 20 clubes de la primera división española. El único récord que parece todavía fuera de su alcance son los 60 tantos en el campeonato nacional que anotó el legendario futbolista inglés Dixie Dean en la temporada 1927/28, una marca todavía no igualada en ninguna de las cinco grandes ligas europeas.

31

 títulos de liga es el hito que logró el Ajax el pasado miércoles, con el que amplió su récord nacional y estableció una nueva marca en el Benelux aunque sólo hasta el domingo. Ese día, el Anderlecht emuló la gesta del coloso de Ámsterdam y se afianzó como el club más laureado de la historia de Bélgica con 31 campeonatos. Los Mauves conquistaron el título de la manera más agónica posible: con un penal en el minuto 94, obra de Guillaume Gillet, que significó el decisivo empate a 1-1 con su más inmediato perseguidor, el Club Brujas, quien se sitúa segundo en la tabla histórica de la liga, aunque únicamente con 13 campeonatos. De nuevo en los Países Bajos, el último compromiso del Ajax en la carrera por el título se saldó con una victoria por 2-0 sobre el VVV Venlo, el 14ª triunfo consecutivo del club. El equipo de Frank de Boer se convirtió en el primer Ajax desde aquel que ganó la Copa de Europa a mediados de los años 90, en 1995 y 1996, que ha defendido con éxito la corona de la Eredisivie.

13

 segundos habían transcurrido en el partido del Burdeos a domicilio contra el Auxerre de este lunes cuando Yoan Gouffran marcó el gol más rápido de la Ligue 1 desde hace más de seis años. Poco le faltó al veloz delantero, de 25 años, para batir el récord de 11 segundos que estableció uno de sus predecesores en el Burdeos, Denílson, el 26 de marzo de 2006. Los goles tempraneros parecen una especialidad de los Girondins; el tanto del lunes en el primer minuto es el cuarto que consiguen esta temporada, la mayor cosecha que haya logrado ningún equipo en la máxima división francesa. Gouffran subió al marcador su segundo gol cuatro minutos después y, en los cinco minutos siguientes, el Burdeos se había anotado una ventaja de 3-0. Se trata de la menor cantidad de tiempo que ha tardado un equipo de la Ligue 1 en forjarse una ventaja de tres goles en los últimos 15 años. Al final, el Burdeos se llevó una victoria por 2-4, por lo que se convirtió en el segundo equipo que, en 597 partidos de primera división, marca cuatro veces en el estadio del Auxerre de l'Abbe-Deschamps.

8

 goles en otras tantas apariciones en Wembley es el récord impresionante que estableció Didier Drogba el sábado, cuando se convirtió en el primer jugador que ve puerta en cuatro finales diferentes de la Copa de Inglaterra. Al marcar el segundo del Chelsea en su triunfo por 2-1 sobre el Liverpool, el costamarfileño amplió su inmaculada hoja de servicio: ha anotado para los Blues en cada una de sus seis participaciones en finales nacionales. Ashley Cole encarna el otro amuleto de la suerte de los londinenses, con un récord de siete medallas de campeón de la Copa de Inglaterra, las primeras de las cuales se las colgó durante su militancia en el Arsenal. Excluídas las derrotas a los penales, el Chelsea ha perdido hasta el momento tan sólo uno de sus 34 últimos partidos de Copa y se ha llevado el trofeo a sus vitrinas en cuatro de las últimas seis temporadas.

3

 goles en un derbi liguero es una gesta que antes del domingo había logrado un único futbolista del Inter de Milán. Diego Milito se convirtió en el segundo durante la victoria por 4-2 de los suyos y en el único hombre que marcaba para los Nerazzurri una tripleta en la Serie A contra su máximo rival desde que Istvan Nyers hizo lo propio en noviembre de 1953. Ningún jugador de ninguno de los dos clubes milaneses había anotado un triplete en este emparejamiento en la liga desde hace más de 52 años. La hazaña de José Altafini para el AC Milan en marzo de 1960 era la última hasta que la ha emulado Milito. También vio puerta Zlatan Ibrahimovic, quien con su cosecha de 28 goles en la división (cinco más que su más inmediato perseguidor) parece bien encarrilado para convertirse en el primer jugador que encabezaría la tabla italiana de máximos goleadores con dos clubes diferentes. Sin embargo, por primera vez desde 2003, el sueco terminará la temporada sin la medalla de campeón, en esta ocasión porque el Juventus, imbatido tras 37 partidos de liga, amplió a 28 su récord de títulos del campeonato nacional italiano.