Rasheed Yekini nos dejó el viernes 4 de mayo de 2012, víctima de una breve y extraña enfermedad, con apenas 48 años. El máximo goleador histórico de Nigeria (37 tantos) inscribió su nombre en los libros de historia de su país al firmar la primera diana mundialista de las Súper Águilas. Fue contra Bulgaria, en el primer encuentro de la fase de grupos del certamen celebrado en Estados Unidos en 1994, que finalizó con 3-0 para los africanos.

En su vídeo de la semana, FIFA.com recuerda aquel precioso gol y la original celebración posterior del jugador. Yekini, padre de tres hijos, militó en distintos clubes de España, Grecia, Portugal y Suiza a lo largo de su carrera. Cuando vio entrar el balón en la meta búlgara, el autor del tanto apenas pudo contener la emoción y decidió enredarse él mismo entre las mallas.

Aquella imagen del que fuera 58 veces internacional dio la vuelta al mundo. Yekini, primer nigeriano nombrado Futbolista del Año en África en 1993, goza aún hoy de todo el cariño y reconocimiento de la familia del fútbol mundial.

"Rasheed Yekini fue una de las grandes figuras de la Copa Mundial de la FIFA 1994 en Estados Unidos. Anotó el primer gol histórico de Nigeria en la competición contra Bulgaria. Ese tanto lo pone en los anales del fútbol nigeriano", afirmó Joseph Blatter, Presidente de la FIFA, al enterarse de la muerte del artillero. "Lo echaremos mucho de menos".