Sorpresas, celebraciones y supremacías
© AFP

La entrega de trofeos domina el nuevo repaso estadístico de FIFA.com. Destacamos las coronaciones de los campeones de Costa Rica, Francia, Rumanía y Sudáfrica, junto a la alegría copera del Nápoles y la conquista del título continental por parte del Chelsea.

22

títulos de la liga costarricense es el hito que el Herediano alcanzó el sábado y que puso fin a la sequía más larga de la historia del club. La última vez que se ciñó la corona nacional, en la temporada 1992/93, es decir hace 19 años, el Team Florense poseía el récord de campeonatos nacionales en su país. Desde entonces, ha caído a la tercera posición de la lista de todos los tiempos, por detrás del Saprissa (29) y del Alajuelense (27), que han triunfado en el Apertura o el Clausura en 11 y 10 ocasiones respectivamente durante este periodo. De hecho, ningún club del mundo ha ganado tal cantidad de títulos nacionales sin que le hayan servido para figurar entre los dos principales campeones de su país. Los equipos que más se acercan a esta estadística son el Valletta de Malta (21) y el Ujpest de Hungría (20).

19

 clubes diferentes se han proclamado campeones de la Ligue 1 desde que, el domingo, el Montpellier engrosó las filas de este exclusivo círculo francés. El equipo sureño (14º la temporada pasada) se convirtió en el primer nuevo campeón francés desde el triunfo del Lyon de hace una década y en el quinto en los últimos 26 años (PSG 1985/1986, Auxerre 1995/1996, Lens 1997/1998). El fin de semana pasado fue también memorable para Eden Hazard, quien se despidió del fútbol galo con su primera tripleta en la Ligue 1 de su carrera. El astro belga del Lille ha marcado 20 goles y ha brindado 15 pases de gol esta temporada en la máxima división francesa, un total combinado muy superior al de los demás jugadores. De hecho, en las principales ligas europeas, Lionel Messi ha sido el otro único futbolista que ha proporcionado 15 o más goles y asistencias. Hazard ha contribuido de forma impresionante a una temporada de la Ligue 1 que ha producido 956 tantos, la cosecha más alta en una única campaña desde que en 1984/85 se marcaron 979.

5

 temporadas sucesivas habían pasado desde la última vez que un club de Bucarest se coronó campeón de Rumanía hasta que el CFR Cluj reclamó el título nacional. Desde la década de 1920, cuando el ya desaparecido Chinezul de Timisoara encabezó la tabla seis años consecutivos, el campeonato no había vuelto a alejarse durante tanto tiempo de la capital rumana. El Cluj ha sido el principal responsable de la sequía de los clubes de Bucarest, tras auparse al primer puesto de la tabla en tres de los últimos cinco años, en los que se han producido también los primeros triunfos de la historia del Oțelul Galați y del Unirea Urziceni.

4

 finales de la Copa de Europa se han celebrado hasta la fecha en Múnich, y cada una ha terminado otorgando el primer título a su ganador. Con su victoria del sábado sobre el Bayern de Múnich, el Chelsea siguió los pasos del Nottingham Forest (1979), del Marsella (1993) y del Borussia Dortmund (1997), quienes ganaron su primera corona continental en la capital bávara. El Chelsea es el 22º club que levanta la Copa de Europa, pero el primero de Londres, que se convierte así en la sexta capital, tras Madrid (9), Ámsterdam (4), Lisboa (2), Bucarest (1) y Belgrado (1), que produce un ganador de la máxima competición de clubes de la UEFA. El joven jugador del Chelsea Ryan Bertrand ha sido además el primer jugador que ha debutado en la Liga de Campeones en el partido final. El Bayern, por su parte, perdió a los penales por primera vez en la competición europea tras cuatro tandas exitosas previas y, junto con el AC Milan y el Juventus, forma el grupo de los únicos tres clubes que han perdido tres finales de la Liga de Campeones.

4

 títulos de la Copa de Italia con tres clubes diferentes lleva ganados Goran Pandev después del triunfo del Nápoles el domingo. Además del éxito con los napolitanos (2-0 sobre el Juventus), el delantero macedonio ha probado idéntica gloria con el Lazio en 2009, y con el Inter de Milán en 2010 y 2011. Si bien Pandev ya está acostumbrado a alzar esa copa, para el Nápoles se trató de un triunfo memorable, especialmente porque el trofeo había terminado en el sur de Italia solamente en tres ocasiones previas, y de la última hacía ya 25 años. El logro resultó más impresionante porque el rival llegó al encuentro con 42 partidos de imbatibilidad a sus espaldas, y sufrió su primera y única derrota de la temporada en su último choque competitivo.

1

 título de liga media solamente entre el Orlando Pirates y el Kaizer Chiefs, después de que el primero conquistara el campeonato el sábado. Una serie de nueve partidos sin conocer la derrota bastó a los Bucaneros para conservar su corona en la última jornada, al desbancar de la cima por sólo dos puntos a un conjunto de Soweto mucho menos famoso, el Moroka Swallows. Este último había terminado la temporada con una racha de imbatibilidad todavía más impresionante, 12 encuentros, pero la acumuló tan tarde que no le sirvió para asegurarse su primer título de la Premier sudafricana. El Orlando Pirates, por otro lado, ha levantado el trofeo en nueve ocasiones desde la fundación de la liga en 1971, y la próxima temporada se fijará el objetivo de empatar el récord total de 10 campeonatos que posee el Kaizer Chiefs.