Afganistán no es que sea muy conocido por su fútbol femenino. Sin embargo, esta disciplina es, precisamente, la que ha engendrado nuevas esperanzas en un país sacudido por distintos conflictos y guerras a lo largo de más de 30 años.

Durante este tiempo, los habitantes de Afganistán no han podido disfrutar del deporte en general, ni del fútbol en particular, ya que las penurias a las que debían enfrentarse en el día a día eran demasiado graves. Pese a ello, las costumbres del estado islámico están cambiando con paso lento pero firme.

Y estos cambios se están produciendo tanto a nivel social como político, si bien todavía quedan numerosos obstáculos por superar. El colectivo que más está beneficiándose de esta nueva era son las mujeres, víctimas durante todo este tiempo de una gran represión que les ha privado de sus derechos. Hasta hace unos años, no se les permitía ver partidos de fútbol, ni mucho menos dar patadas a un balón.

Pero ahora son ellas las que toman apuntes y aprenden la teoría y la práctica de este deporte. Para ello, cuentan con la ayuda de la Asociación Alemana de Fútbol (DFB), entre otras instituciones, y envían así una señal positiva al mundo exterior desde un país devastado por infinidad de conflictos.

En su vídeo de la semana, FIFA.com te muestra la semilla de la esperanza que está creciendo en Afganistán gracias al desarrollo del fútbol femenino. ¡No te lo pierdas!