Oros olímpicos y olfatos de gol
© AFP

Una vez más, los goleadores acaparan la atención en el repaso estadístico de FIFA.com, con las hazañas olímpicas del mexicano Oribe Peralta y de las mujeres de Estados Unidos compartiendo protagonismo con el productivo debut de Zlatan Ibrahimovic, el tempranero estreno de Mario Mandzukic y la racha récord de Peter Utaka.

29

 segundos habían transcurrido cuando Oribe Peralta abrió el marcador el sábado en Wembley, con el gol más rápido jamás visto en la final de una competición de la FIFA. No contento con haber hecho historia con esa diana tempranera, el delantero del Santos Laguna pasó a duplicar su cuenta goleadora a falta de 15 minutos para la conclusión del choque decisivo de Londres 2012 y, de esa forma, se convirtió en el octavo jugador que anotaba dos tantos en un partido por la medalla de oro. El doblete de Peralta dio a México la victoria por 2-1 sobre Brasil y un puesto en lo más alto del podio, al tiempo que erigía a la CONCACAF en la primera y única confederación que ha ganado los Torneos Olímpicos de Fútbol masculino y femenino en el mismo año. Los brasileños, entretanto, se marcharon con la desazón de saber que, aunque ningún otro país ha ganado más medallas en el certamen masculino, el oro les sigue siendo esquivo.

16

 goles metió Estados Unidos de camino a su triunfo olímpico en Londres 2012, estableciendo un nuevo récord en el torneo femenino. La canadiense Christine Sinclair, asimismo, fijó un nuevo tope goleador con sus 6 dianas, la mayor cosecha obtenida por una sola jugadora en un mismo Torneo Olímpico de Fútbol femenino. Y también hizo historia una defensa, la capitana estadounidense Christie Rampone, quien, tras conquistar su tercer oro, se convirtió en el primer futbolista de cualquier sexo que se cuelga 4 medallas olímpicas. Las jugadoras de las Barras y Estrellas ya acumulan 4 cetros olímpicos de 5 posibles y pronto empezarán a centrar sus miras en Canadá 2015, con la esperanza de ganar la Copa Mundial Femenina de la FIFA por primera vez en 16 años.

14

 años sin ganar ningún trofeo encadenaba Jupp Heynckes hasta el domingo, en que el entrenador del Bayern de Múnich puso fin aliviado a esa mala racha. Con su 2-1 al Borussia Dortmund, el grande bávaro dio al técnico de 67 años su primer título desde el éxito más famoso de su carrera: la conquista de la Liga de Campeones de la UEFA 1998 con el Real Madrid. En realidad, la victoria supuso un alivio para todo el Bayern, cuyo último triunfo contra el conjunto de Dortmund databa de casi dos años y medio antes: el 13 de febrero de 2010. El equipo de Heynckes templó sus nervios gracias a un debutante, Mario Mandzukic, que abrió el marcador a los 6 minutos escasos de iniciar su primer partido oficial con el club.

10

 goles en sus 8 últimos encuentros han permitido a Peter Utaka (Dalian Aerbin) establecer un nuevo récord en la liga china. Hasta que el nigeriano amplió su racha el sábado marcando el primer tanto de su equipo en su visita al Henan Construction (1-2), nadie había logrado ver puerta en 8 partidos seguidos en toda la historia del campeonato. La serie goleadora de Utaka, que comenzó el 24 de junio e incluye un hat trick contra el Shandong Luneng, es más impresionante si cabe teniendo en cuenta que el Dalian Aerbin sólo ha ganado 5 de sus 21 partidos en lo que va de liga y que ocupa la 13ª posición, tres puntos por encima de la zona de descenso.

2

 goles marcó el sábado Zlatan Ibrahimovic en su debut en la Ligue 1, convirtiéndose en el primer jugador que logra un doblete en su estreno en la primera división francesa desde que lo hiciera Paul Alo’o Efoulou hace tres años. El astro sueco reanudó así una buena costumbre que había interrumpido con el AC Milan, después de haber marcado en su debut liguero con el Juventus, el Inter de Milán y el Barcelona. Asimismo, tras firmar su segunda diana desde el punto fatídico, Ibrahimovic concluyó el partido con el mérito de haber transformado las 14 últimas penas máximas que ha lanzado en compromisos ligueros. Sin embargo, aunque los tantos de su ariete estelar ampliaron a 10 encuentros la racha del PSG sin conocer la derrota en el Parque de los Príncipes, no bastaron para obtener la victoria frente a un Lorient que nunca ha perdido en la primera jornada del campeonato desde su regreso a la Ligue 1 en 2007.