Gestas de héroes, caídas de gigantes
© AFP

El repaso a la actualidad estadística de FIFA.com informa de la mala semana que han vivido los grandes ingleses y alemanes, y de las gestas de Guillermo Burdisso, Fabrice Olinga, Gonzalo Higuaín y Carlos “Pescadito” Ruiz.

50

goles internacionales es la marca que el emblemático futbolista guatemalteco Carlos Ruiz, de 32 años, alcanzó el pasado miércoles durante el empate a 3-3 con Paraguay. El delantero, que se convirtió en el máximo goleador histórico de su país hace tres años, cuando batió el récord de 35 tantos que poseía Juan Carlos Plata, mantuvo también su promedio de un gol cada dos encuentros disputados con los Chapines: su diana número 50 coincidió con su partido internacional número 100. Sin embargo, el jugador no es el único delantero latinoamericano que fue noticia el miércoles. Un tal Lionel Messi amplió su soberbia racha en el fútbol internacional al ver puerta en la victoria de Argentina por 1-3 sobre Alemania. La Albiceleste ha ganado ya cinco contiendas consecutivas y todas ellas con un gol de Messi. El astro del Barcelona, además, contribuyó a que su equipo evitara la derrota a domicilio ante los alemanes por sexta vez seguida (sin incluir tandas de penales), ampliando así una racha que se remonta al último triunfo en casa en este emparejamiento, en abril de 1988.

16

años y 98 días es la edad a la que Fabrice Olinga se convirtió el sábado en el goleador más joven de la historia de la liga española. El camerunés, producto de la Fundación Samuel Eto’o, anotó el tanto de la victoria del Málaga contra el Celta de Vigo a falta de seis minutos para el pitido final y, con ello, eclipsó el récord de 16 años y 289 días que estableció Iker Muniaín en 2009. También Gonzalo Higuaín alcanzó un hito notable. El Pipita puso su cuenta particular con el Real Madrid en 104 goles, para compartir con toda una leyenda, el brasileño Ronaldo, el quinto puesto de máximos anotadores de todos los tiempos del club, por detrás de Alfredo Di Stéfano, Hugo Sánchez, Ferenc Puskas y Cristiano Ronaldo. Por otro lado, en Bilbao se vivió todo un festival de goles en el choque entre el Athletic y el Real Betis, saldado con victoria del conjunto andaluz por 3-5, el primer encuentro con ocho tantos que se produce en una jornada inaugural de la liga española desde el empate a 4-4 entre el Espanyol y el Levante en 1963.

6

clubes de la Bundesliga han caído esta semana en la primera ronda de la Copa de la DFB, la primera vez en 25 años que tantos equipos de la máxima división han quedado eliminados en esta fase de la competición. La sorpresa más notable se produjo en la capital, donde el Berliner AK goleó por 4-0 al Hoffenheim y registró así la victoria más abultada que consigue un club de la cuarta división contra un rival que milita en la Bundesliga. El Werder Bremen también figuró en la lista de víctimas tras ceder un 4-2 ante el Munster, lo que supone su tercera derrota consecutiva en partidos de la Pokal por primera vez desde la temporada 1963-65.

3

goles encajó el Liverpool este sábado contra el West Bromwich Albion, sin acertar a dar réplica. Los Reds sufrieron de esta forma su derrota más abultada en una jornada inaugural de la máxima división inglesa en los últimos 75 años. Desde el 6-1 del Chelsea en 1937, el Liverpool no había caído de manera tan contundente en la primera fecha de su campaña nacional. Además, cometer dos penales el sábado le sirvió tan sólo para adjudicarse la estadística de haber permitido al West Brom cuatro lanzamientos desde el punto de castigo en sus tres últimas visitas al estadio de Hawthorns. El Manchester United también perdió, en su caso por 1-0 en el feudo del Everton durante el 500º partido a domicilio de Alex Ferguson como entrenador del club. De este modo, el técnico ha ganado 243, empatado 138 y perdido 119 encuentros fuera de casa. Se trata de la primera vez en dos décadas que tanto el Liverpool como los Diablos Rojos pierden en la jornada inaugural de una temporada de liga. El Arsenal, por su parte empató a 0-0 con el Sunderland y, por lo tanto, lleva una racha de cuatro partidos de liga sin conocer la victoria en casa, por primera vez desde 1995.

2

minutos y un solo toque es todo lo que necesitó Guillermo Burdisso para causar sensación con su nuevo club, Boca Juniors, el sábado. El central, de 23 años, marcó de cabeza el primer gol de la victoria por 3-1 sobre All Boys en su primer toque de balón con los Xeneizes y, con ello, continuó su increíble racha de ver puerta en su debut con todos y cada uno de los clubes argentinos a los que ha pertenecido: El Porvenir, Rosario Central y Arsenal. Burdisso, hermano de Nicolás, del AS Roma, llevó su saludable costumbre a los escenarios internacionales, pues también marcó en la victoria por 3-2 de Argentina sobre Costa Rica en enero de 2010, su primer y, hasta el momento, único partido con la selección nacional. Además, la mayoría de los goles de Burdisso en la primera división de la liga tienen una característica común: ha metido 11 de ellos con la cabeza.