Superando barreras
© AFP

En la reseña estadística semanal de FIFA.com, repasamos los hitos de David Beckham, Javier Zanetti y Aaron Johannsson, así como la ansiada victoria del Reims en la Ligue 1 y los récords rotos en el clásico español por excelencia.

1.000

goles en la Liga de Campeones de la CONCACAF fue el jalón consignado de manera espectacular el jueves, cuando David Beckham marcó directamente desde el córner. Es el tercer gol olímpico que obra el astro del LA Galaxy en su larga e ilustre carrera, y llega 17 años después de su primero, anotado durante su estancia el Preston North End. El de esta semana sirvió para apuntalar la victoria por 5-2 del campeón de la MLS sobre el Isidro Metapán salvadoreño, y elevó a 1.000 la cuenta total de goles en la prueba reina de la CONCACAF en su partido número 249.

800

apariciones con el Inter de Milán es la cota que acaba de alcanzar Javier Zanetti en su extraordinaria carrera. El veterano de 39 años celebró ese hito en la victoria por 2-0 sobre el Vaslui rumano, en el encuentro de ida de la repesca para la Liga Europa de la UEFA disputado el jueves, y lo rebasó tres días más tarde en el choque liguero contra el Pescara, jugando los 90 minutos en ambos compromisos. El lunes se cumplieron 17 años del estreno de Zanetti con los Nerazzurri, y el experto zaguero, que atesora el récord de partidos tanto con su club como con la selección de Argentina (145), no da ninguna muestra de flaqueza. Su entrenador en el Inter, Andrea Stramaccioni, tres años más joven que él, comentó a propósito: "¡Creo que yo ni siquiera he visto 800 partidos en toda mi vida! Zanetti debería ser clonado, porque en mi opinión no es un ser humano, sino biónico".

87

victorias en el clásico es el idéntico balance con que Barcelona y Real Madrid acometerán este miércoles la vuelta de la Supercopa de España y, si ganan los catalanes, superarán la marca de su rival por primera vez en ocho décadas. En efecto, la cuenta histórica quedó igualada el jueves tras el triunfo por 3-2 del Barça en el Camp Nou, el primer clásico en el que se anotaron cinco goles en la segunda mitad desde que el Real Madrid ganara por idéntico tanteador en 1961. Las estrellas de los dos equipos también se apuntaron goles memorables: con sus 14 tantos al conjunto merengue, Lionel Messi igualó la marca del goleador azulgrana más prolífico contra el Real Madrid, César Rodríguez; Cristiano Ronaldo, por su parte, se convirtió en el quinto jugador en ver portería en cuatro clásicos seguidos. Los madridistas abordarán el duelo de vuelta con propósito de enmienda, tras dejar caer el domingo en Getafe su racha de 24 partidos sin perder en la liga española. Fue la primera vez en más de cinco años que el conjunto blanco perdió un partido después de irse al descanso con ventaja en el electrónico; y la primera vez desde agosto de 2006 que un equipo de José Mourinho se dejó remontar un encuentro en semejantes circunstancias. Así las cosas, el Real Madrid se ha colocado a cinco puntos del Barcelona en la Liga, el mayor desfase registrado entre estos dos feroces rivales al cabo de las dos primeras jornadas.

33

años después de su último triunfo en la Ligue 1, el Reims ha terminado por fin con su larga espera imponiéndose esta semana en la división de honor. El acontecimiento se produjo en circunstancias dramáticas, gracias a un gol en propia puerta del jugador del Sochaux Sloan Privat, pero la manera de la victoria importó poco a un club que llevaba 12.194 días sin saborearla. El Marsella, entretanto, ocupa el primer puesto del escalafón general al haber arrancado el nuevo curso con tres triunfos seguidos por primera vez desde 1998/99. Por cierto, esa campaña terminó con el gigante de la costa mediterránea en segunda posición, después de que el Burdeos le arrebatara el título in extremis liderado por el actual entrenador del OM, Elie Baup. El último éxito del Marsella ha sido el asalto por 0-1 del feudo del Montpellier el domingo, la primera derrota en casa del vigente campeón desde el 24 de septiembre de 2011. Un factor clave de la espléndida forma en que se encuentra el conjunto de Baup ha sido el resurgimiento de Andre-Pierre Gignac, que ha acumulado cuatro goles y una asistencia en sus seis partidos oficiales en el presente ejercicio, cuando en el curso pasado no logró ver portería sino hasta la 37ª jornada.

3

minutos y 50 segundos fue lo que tardó el sábado Aaron Johansson en anotar la tripleta más rápida en la historia de la Superliga danesa. El delantero de 21 años del AGF Aarhus llevó a cabo casi por su cuenta la demolición del AC Horsens, al firmar todos los goles de los suyos en el triunfo a domicilio por 1-4. El récord del internacional sub-21 islandés en su país de adopción, sin embargo, consistió en acertar sus tres primeros tantos en los minutos 32, 33 y 36, sobrepujando así la plusmarca anterior, establecida por Ebbe Sand contra el Vejle BK el 7 de noviembre de 1997 con un hat-trick en cuatro minutos y dos segundos.