Prolíficos artilleros, sequías y una goleada
© AFP

El repaso a la actualidad estadística de FIFA.com incluye una goleada sin precedentes en Rumanía, el acierto de dos delanteros sudamericanos y un improvisado portero en Argentina, además de los notables hitos de dos nombres propios del Manchester United.

1.000

partidos al frente del Manchester United sumó el domingo Alex Ferguson. Los Diablos Rojos celebraron la ocasión con su victoria 599 en la Premier League bajo la batuta del veterano técnico escocés. Y como no podía ser de otra forma, el triunfo por 3-2 contra el Southampton estuvo plagado de emoción. Robin van Persie, el fichaje estrella de Fergie para esta temporada, ayudó a los suyos a remontar in extremis un marcador adverso con los goles en liga 1.864, 1.865 y 1.866 desde que el entrenador tomó las riendas del equipo. El triplete del ex delantero del Arsenal supuso un hito para el propio jugador, dado que se convirtió en el segundo holandés, tras Jimmy Floyd Hasselbaink, en llegar a las 100 realizaciones en la máxima categoría del campeonato inglés. Aunque la gesta supuso un alivio y una alegría a partes iguales, ya que Van Persie había malogrado un penal minutos antes, su primer fallo desde los once metros desde el que erró contra su actual club en la derrota por 8-2 del Arsenal en agosto del año pasado.

609

minutos sin ver puerta son los que llevaba Diego Forlán hasta el fin de semana. Los comienzos del uruguayo en el Internacional no han sido fáciles, incluso llegó a ser abucheado por los hinchas antes de inaugurar su cuenta personal con el tanto de la igualada contra el Flamengo. Para cuando sonó el pitido final ya había sumado otro más en la victoria de los suyos por 4-1 y se había reconciliado con la afición, que le brindó una sonora ovación. Seguro que el artillero, de 33 años, confía en que este alentador doblete suponga un punto de inflexión. Al fin y al cabo, antes del domingo solo había materializado dos dianas en el fútbol de clubes después de conquistar con Uruguay la Copa América 2011.

31

goles en contra y ninguno a favor (31-0) registró la semana pasada el CS Buftea en lo que ya es la derrota más abultada de la historia del fútbol rumano. Para colmo, el verdugo del conjunto, recién ascendido a segunda división, fue su antiguo rival en la tercera división, el ACS Berceni. El Buftea pagó cara su decisión de alinear únicamente a futbolistas sub-19 para el choque de la Copa de Rumanía, y solo en la segunda mitad concedió 19 tantos. Incluso Stephen Stana, presidente del equipo vencedor, afirmó al término del encuentro: "Me da vergüenza decirles el resultado".

20

años han tenido que pasar para volver a ver a un jugador de campo, tan solo el sexto de la historia, atajar un tiro de penal en un partido de la liga profesional de Argentina. Fue el lunes por la noche en el partido que Racing Club ganaba por 3-1 a San Martín de San Juan en el Torneo de Primera División. Corría el minuto 86 y el portero Jorge de Olivera fue expulsado. Ya se habían realizado todo los cambios, pero Agustín Pelletieri, capitán y centrocampista de Racing no dudó en ponerse bajo palos y para decepción del lanzador, Gastón Caprari, lució sus reflejos para atajar la pelota a su derecha. La última vez que se había visto a un jugador de campo detener un penal en el torneo local fue en 1992 cuando el improvisado arquero David Bisconti, de Rosario Central, atrapó el remate de Darío Scotto, del Platense. “Es una locura pero Agustín realmente cree que es bueno en el arco. De hecho, siempre se coloca en esa posición cuando hacemos entrenamientos más distendidos”, confirmó luego entre risas el entrenador de Racing, Luis Zubeldía.

4

pases de gol fueron la colosal contribución de Szabolcs Huszti al triunfo del Hanóver contra el Wolfsburgo (0-4) de este domingo. Ningún otro futbolista se ha mostrado tan creativo en un partido de la Bundesliga desde que empezaron a contabilizarse las asistencias, allá por la temporada 2004/2005. El buen hacer del húngaro inspiró el gran éxito del club en el derbi de Baja Sajonia, que además supuso su victoria más amplia como visitante en la máxima categoría del campeonato alemán en más de 39 años. Al igual que el Wolfsburgo, el Hamburgo también tuvo una semana aciaga tras caer por 2-0 ante el Werder Bremen. Los hombres de Thorsten Fink llevan cuatro jornadas de liga consecutivas sin ver puerta y ya han igualado la peor marca del club hasta la fecha.

3

dianas contra el Chelsea convirtieron el viernes a Radamel Falcao en el primer jugador que marca por partida triple en la final de la Supercopa de la UEFA desde que Terry McDermott, la leyenda del Liverpool, hiciera lo propio en 1977. La gesta del ariete colombiano del Atlético de Madrid es si cabe más impresionante si tenemos en cuenta que los marcó todos con la zurda, supuestamente su pierna mala. Falcao sumó en Mónaco su segunda tripleta en otros tantos encuentros, y proporcionó a su equipo su segunda Supercopa, algo de lo que solo pueden presumir el Barcelona, el AC Milan y el Liverpool. De este modo, España pasó a ser el país más laureado en la competición con 10 títulos, frente a los nueve de Italia. El que tuvo una noche nefasta fue el Chelsea, que ya es el primer campeón europeo que recibe cuatro o más goles en una final de la Supercopa desde que el Bayern de Múnich cayera por 4-1 a manos del Anderlecht en 1976.