¡Cuidado!
© AFP

Un hombre agachándose ante un gancho de izquierda, otro doblando el cuerpo para evitar un codazo, botas volando por todas partes... ¡Una escena digna de los mayores eventos de lucha libre profesional!

Sin embargo, se trata de un partido de octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998™, que enfrentaba a Países Bajos y Yugoslavia.

El guardameta neerlandés Edwin van der Sar logró despejar un saque de esquina, pero el puño se le escapó y estuvo a punto de golpear a su compañero Phillip Cocu, ¡mientras que a Slavisa Jokanovic poco le faltó para poner un ojo morado a Jaap Stam! Otros jugadores se agacharon para evitar el impacto de las botas, en una acción totalmente caótica.

Pese a todo, no fue más que un instante deslucido de un partido muy vistoso, que Países Bajos ganó por 2-1, gracias a un sensacional gol de Edgar Davids en el último suspiro, de un disparo lejano.