Humildad, apoyo y revelaciones
© AFP

"Prefiero ganar títulos con el equipo antes que premios individuales o meter más goles que nadie. Me preocupa más ser buena persona que ser el mejor futbolista del mundo. Al final, cuando se termine todo esto, ¿qué te llevas? Mi intención es que, cuando me retire, se me recuerde por ser buen tipo".
Lionel Messi, en entrevista al diario El País.

"Coleccionar balones es importante, pero lo es más el equipo".
Cristiano Ronaldo, tras lograr su segundo hat-trick consecutivo de la temporada.

"Mi once ideal sería: Casillas en la portería, defensa: Sergio Ramos, Thiago Silva, Yepes y Candela. Un mediocampo con Emerson y Palombo, con Cristiano Ronaldo, Messi y Zidane detrás del único punta, Ronaldo. Yo estaré en el banco".
Antonio Cassano, jugador del Inter de Milan.

"Odio mi vida social, no ser un padre normal que va al partido de fútbol de su hijo y estar ahí con otros 20 padres que ven el partido, ya que las personas vienen por fotografías, autógrafos, a insultarme, y van detrás del gol de mi hijo de 12 años y le insultan. Mi próximo paso será Inglaterra".
José Mourinho, en entrevista con la CNN.

"Es muy difícil para una persona como él (Claudio Borghi) recibir tantas críticas, lo han matado demasiado con todo lo que le han dicho. El castigo ha sido muy fuerte. Pero con él se ha dado el mejor trabajo que haya tenido en una selección, superior al de Bielsa".
Arturo Vidal, sobre Claudio Borghi al frente de la selección de Chile, a la radio ADN.

"Rafa hubiera preferido jugar en el Real Madrid antes que ser tenista".
Toni Nadal, tío y entrenador del jugador.

"Ronaldo es más un punta, un delantero goleador como lo era Vavá. Messi viene más desde atrás. No hay comparación posible. Hace unos años el mejor jugador del mundo era Zidane, porque era el más completo. Y antes estaban Cruyff, Beckenbauer, George Best, Pelé, Didí, Vavá... En este momento Messi es el mejor".
Pelé, en una entrevista a FOX Sports.

"Shakira es más importante que yo en Colombia".
Radamel Falcao.

"Los chicos jóvenes han cambiado mucho de nuestra época a hoy. Nosotros éramos mucho más espabilados. Las nuevas generaciones son caprichosas, consentidas... Ordenador, Facebook, poco fútbol en los parques... Yo jugaba en campitos en los que utilizábamos los bolsos para hacer las porterías. El fútbol de calle te hacía despabilar".
Filippo Inzaghi, en declaraciones al diario El País.

"El inglés es mi más grande problema, pero bueno, mi esposa y mi hija lo hablan muy bien. Lo practicamos en casa y ahora lo estoy dominando un poco más. ¿Qué aprendí primero? Y, siempre te enseñan las malas palabras".
Antonio Valencia, del Manchester United, a la revista de la CONMEBOL.

"Cuando uno pierde, siempre el mejor jugador es el que estaba afuera".
Gerardo Pelusso, seleccionador de Paraguay, en 970AM.

"Nunca me he sentido en peligro ante un defensor, pero sí he pensado 'Dios, qué toro' al ver a Sergio Ramos correr y disputar un balón".
Sisi, jugador de Osasuna, en una entrevista a la revista Panenka.

"Dirigir un Mundial me mejoró. Es lo máximo a lo que puede aspirar un entrenador y me sirvió para quitarme todos los temores. Estoy más liberado y puedo intentar más. Si bien hace diez años podría haber dado una respuesta totalmente diferente, hoy puedo decir que me gusta ganar jugando bien".
Gerardo Martino, ex seleccionador de Paraguay, entrenador actual de Newell's Old Boys de Rosario.

"Siempre vuelve a salir el sol..."
Carles Puyol en twitter, tras encadenar su tercera lesión consecutiva.

"Si Iniesta no fuera español, y fuera brasileño o argentino, habría ganado ya tres o cuatro Balones de Oro, o Xavi… a veces los premios individuales pueden ser un poco injustos, porque el fútbol no deja de ser un deporte de equipo".
Marc Crosas, jugador del Santos Laguna mexicano.