Messi, Neymar y Suecia deslumbran
© Getty Images

Las pasmosas rachas goleadoras que Lionel Messi y Neymar se han adjudicado este año destacan en el nuevo repaso estadístico de FIFA.com junto con el final de prolongadas secuencias para Iker Casillas, España y Alemania.

821

 minutos, más de 13 horas y media, sin encajar ningún gol en la portería de la selección española es la racha de Iker Casillas que llegó a su fin cuando el gol in extremis del francés Olivier Giroud (que marcó 364 segundos después de saltar al terreno de juego desde el banquillo) impidió que la Roja se anotara su 25ª victoria consecutiva en las fases de clasificación de la Copa Mundial de la FIFA™ y de la Eurocopa de la UEFA. La última vez que los españoles no ganaron un partido en una de las mencionadas competiciones preliminares ocurrió en la carrera por una plaza en la EURO 2008, en un encuentro disputado en Islandia saldado con 1-1. Al menos, el empate de este martes sirvió a España para ampliar su estadística de imbatibilidad en los clasificatorios de la Copa Mundial de la FIFA hasta la increíble cifra de 46 partidos, formada por las 36 victorias y diez empates que los españoles han registrado después de la derrota por 1-0 sufrida en Dinamarca en marzo de 1993.

45

 goles en 49 partidos es el magnífico total que suma Neymar en 2012. Además, durante este año, el superdotado delantero ha cedido 26 pases de gol. El joven ariete (20 años de edad) ha visto puerta 37 veces en los 39 partidos que ha disputado con el Santos en todas las competiciones. Por otro lado, siete goles en los últimos cuatro encuentros internacionales han aumentado su cuenta particular de este año en las filas de la absoluta brasileña hasta ocho tantos anotados en diez contiendas. Con las siete realizaciones mencionadas, Neymar ha contribuido a las victorias de los hombres de Mano Menezes sobre la RP China (8-0), Argentina (2-1), Irak (6-0) y Japón (4-0), unos triunfos que arrojan un promedio de cinco goles por partido y amplían a seis partidos la racha victoriosa de la Seleção.

12

 goles en ocho encuentros (1,5 por partido) convierten a Lionel Messi, de 25 años, en el máximo goleador del fútbol internacional del año 2012. Su perseguidor más cercano es Carlos Ruiz, autor este año de diez tantos con Guatemala, que han ampliado su registro con la selección nacional a 55 goles en 104 participaciones. La mejor cosecha anterior de Messi para su país constaba de los seis goles en 14 partidos que marcó en 2007 (0,43 por encuentro). La pulga vio puerta en dos ocasiones durante la derrota por 3-0 de Uruguay y una vez en la victoria por 2-1 sobre Chile, dos resultados que han ayudado a Argentina a auparse, con tres puntos de ventaja, al primer puesto de la clasificación sudamericana para Brasil 2014. Este registro deja a Messi en lo alto de la tabla de anotadores del continente, igualado a siete goles con su compañero de selección Gonzalo Higuaín y con el uruguayo Luis Suárez. El último acierto de Messi se convirtió en su 31ª diana en 75 partidos con Argentina, sólo dos menos que el tercer clasificado, Diego Maradona, y cuatro por detrás de Hernán Crespo en la tabla histórica. Gabriel Batistuta, con 56 goles, posee el récord goleador con la Albiceleste.

4

 goles es el déficit aparentemente insalvable que Suecia remontó hasta arañar el empate en Berlín, durante un clasificatorio para Brasil 2014, e impedir que Alemania ganara un encuentro en el que disfrutó de una ventaja de cuatro goles por primera vez en sus 108 años de historia. Miroslav Klose, autor de una tripleta en el triunfo por 6-1 sobre la República de Irlanda que Alemania se llevó de Dublín el viernes, marcó un doblete en los primeros compases del encuentro celebrado en el Olympiastadion. Esos dos tantos otorgaron al equipo de Joachim Loew una ventaja de 2-0 y dejaron a su autor a un gol de igualar el récord histórico de 68 anotaciones con Alemania que pertenece a Gerd Mueller. Per Mertesacker amplió el tanteo y, cuando Mesut Oezil transformó el 4-0 antes de cumplirse la hora de juego, Alemania se anotaba su décimo gol en 116 minutos de fútbol, lo que significa un promedio de un tanto cada 11,6 minutos. Sin embargo, Zlatan Ibrahimovic recortó distancias en el minuto 62, y las dianas de Mikael Lustig, Johan Elmander y Rasmus Elm lograron una de las remontadas más sensacionales de la historia del fútbol.

2

 victorias en seis partidos disputados son las únicas que Francia registró de camino a convertirse en campeona de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA el pasado 13 de octubre, la menor cifra de victorias que un equipo haya registrado jamás para conquistar una competición femenina de la FIFA. Les Bleuettes habían empatado a 0-0 con Estados Unidos y a 1-1 con la RDP de Corea antes de golear a Gambia por 10-2 y meterse en la fase eliminatoria como subcampeonas del Grupo B por diferencia de goles. Nigeria les paró los pies en el empate a 0-0 en cuartos de final, pero las francesas se impusieron en la consiguiente tanda de penales y concertaron una cita en semifinales con Ghana, a la que derrotaron por 2-0. Francia volvió a verse las caras con las norcoreanas en la gran final. Por segunda edición consecutiva, el partido decisivo de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA se saldó en tanda de penales, que se adjudicaron las chicas de Guy Ferrier por 7-6.