La guerra civil se prolongó durante 14 años en Liberia y dejó tras de sí una estela de muerte y destrucción. Muchos de los numerosos jóvenes que se vieron envueltos en el conflicto sufrieron graves lesiones y tienen que vivir con las consecuencias de aquellos terribles años.

El fútbol ha conseguido llevar alegría y una nueva esperanza a los habitantes de este castigado país africano. Sobre todo las personas que sufrieron amputaciones durante la guerra han descubierto el placer más puro en el deporte del balón.

Una de estas personas es Dennis Parker, que perdió la pierna derecha de la rodilla para abajo y llevaba mucho tiempo buscando su lugar en la sociedad. Parker apenas albergaba esperanzas de llevar una buena vida con su novia y sus dos hijos, pero el fútbol le ha ayudado a encontrar el camino.

En la actualidad, Dennis forma parte de la selección liberiana de discapacitados y representa a su país en partidos internacionales. El fútbol ha obrado el milagro de llevar la sonrisa al rostro de este joven liberiano y de muchos de sus compatriotas.

FIFA TV y FIFA.com te muestran en el vídeo de la semana cómo Dennis Parker ha ganado la batalla más importante de su vida.