De goles históricos y rachas longevas
© Getty Images

El repaso de FIFA.com a las estadísticas semanales incluye a un hombre que ha anotado su primer gol tras 15 años de carrera, otro que ha alcanzado los 75 en menos de un año, un inglés centenario y un sueco magistral, además de las rachas de imbatibilidad de Francia y del Dynamo de Houston.

100

convocatorias internacionales son las que cumplió Steven Gerrard el miércoles en la inauguración del estadio Friends Arena de Suecia . Así, el mediocampista pasó a ser el sexto inglés que alcanza esta marca tras Billy Wright (105), Bobby Charlton (106), Bobby Moore (108), Peter Shilton (125) y David Beckham (115). Cabe destacar que el jugador, de 32 años, ya entró a principios de este mes en el Olimpo del Liverpool al convertirse en el décimo futbolista con 600 partidos en su haber con la camiseta de los Reds. Gerrard propició el gol del debutante Steven Caulker, que puso a los suyos por delante (1-2), y sumó su 20ª asistencia con su país. Sin embargo, Zlatan Ibrahimovic se mostró imparable con cuatro realizaciones que en última instancia otorgaron el triunfo a los pupilos de Erik Hamren por 4-2. Nadie había logrado endosar cuatro dianas a Inglaterra desde que el holandés Marco van Basten hiciera lo propio en la Eurocopa 1988. En sus 95 encuentros como seleccionador, los equipos dirigidos por Roy Hodgson solo han recibido más de tres tantos en contra en dos ocasiones. La primera fue cuando Emiratos Árabes Unidos cayó por 4-1 ante Bahréin en 2003.

76

goles en 2012 sumó Lionel Messi el domingo y ya es el segundo máximo anotador de todos los tiempos en un año natural. Su doblete con el Barcelona en la victoria por 4-2 contra el Mallorca colocó al argentino por delante de Pelé, quien acumuló 75 con el Santos y Brasil en 1958. El artillero, de 25 años, no logró ver puerta en su 60ª convocatoria internacional, que terminó en empate a 0-0 con Arabia Saudí. Al final, Messi se quedó a nueve del récord que estableció Gerd Muller en 1972 con el Bayern de Múnich y la República Federal de Alemania.

50

años lleva Francia sin perder en Italia después de que los hombres de Didier Deschamps se impusieran por 1-2 el miércoles en Parma. En mayo de 1962, un doblete de Jose Altafini propició el triunfo de la Nazionale por 2-1, lo que supuso su novena victoria consecutiva contra los Bleus ante su propia afición. Desde entonces, los galos han ganado en dos ocasiones y han empatado en otras dos en tierras italianas. El combinado de Cesare Prandelli ha caído en sus últimos cinco amistosos. Este último acabó con el inmaculado récord del combinado azzurro en Parma, en su sexta visita a la ciudad. Mathieu Valbuena y el suplente Bafetimbi Gomis vieron puerta en el estadio Ennio Tardini. Cuando el primero es titular, Francia no sabe lo que es perder (seis encuentros ganados, dos empatados).

15

años y casi 400 partidos tuvo que esperar Pascal Bosschaart, del Sydney FC, para anotar, el pasado sábado, el primer gol en liga de su carrera. El holandés, que juega indistintamente como central o como mediocampista defensivo, debutó profesionalmente con el Utrecht en 1998, pero no logró inaugurar su cuenta ni en sus seis temporadas con ellos, ni en las dos que pasó en el Feyenoord, ni en las seis con el ADO Den Haag. No obstante, en su primera aparición tras romperse el tendón de Aquiles en marzo, Bosschaart puso fin a su sequía con una sensacional volea en el minuto 48, que colocó al Sydney FC, con el que fichó el año pasado, con una ventaja de 2-0 en su propio feudo contra su eterno rival, el Victory de Melbourne. Las cosas siguieron así un buen rato, hasta que los 21.531 espectadores se quedaron mudos cuando los visitantes encadenaron tres tantos en los 13 minutos finales (2-3). El héroe del día, con dos dianas, la primera y la tercera, fue Andrew Nabbout, de 19 años y estudiante de ingeniería mecánica en la universidad RMIT, donde precisamente había hecho su examen final solo dos días antes. La segunda fue obra de Archie Thompson. El resultado provocó la dimisión de Ian Crook como técnico del Sydney FC tras solo seis jornadas.

0

derrotas en casa en 21 partidos. Así terminará 2012 el Dynamo de Houston tras despedirse por todo lo alto el domingo del estadio BBVA Compass. Los hombres de Dominic Kinnear superaron por 3-1 al DC United en la ida de la final de la Conferencia Este y ya están a un paso de la final de la Copa de la MLS, que no podrán albergar porque su registro en la temporada regular es inferior al de los dos contendientes de la Conferencia Oeste, el Galaxy de Los Ángeles y el Sounders de Seattle. El Houston acumuló 13 triunfos en los 19 choques de la MLS que disputó en Texas (récord de la competición de victorias registradas en casa en una sola campaña) y 6 empates. Además tampoco conoció la derrota en su feudo en sus dos citas de la Liga de Campeones de la CONCACAF en 2012. El Dynamo lleva 30 encuentros imbatido en casa (incluidas todas las competiciones) y solo está a cuatro de la plusmarca que estableció el Real Salt Lake entre 2009 y 2011.