Hombres de palabra: Juan Román Riquelme
© Getty Images

El argentino Juan Román Riquelme no pasa desapercibido en ningún ámbito, ya sea dentro o fuera del campo de juego. Sobre el césped, a sus 34 años, continúa marcando diferencias con sus pases y goles de gran factura que ayudaron a Boca Juniors a alcanzar la final de la Copa Libertadores en julio de 2012. Afuera, donde aún busca club tras su particular salida de la entidad Xeneize, se destaca por su capacidad dialéctica: preciso, claro y picante, también suele dejar su sello frente a los micrófonos.

A continuación, FIFA.com repasa algunas de sus frases más recordadas.

“Cada uno siente el fútbol a su manera. Algunos dicen que juego con mala cara, pero a Zidane jamás lo vi reír. Ni cuando gana ni cuando pierde, y es el más grande de todos hace diez años”.
En 2006, sobre su carácter en el campo de juego.

“El día que no me divierta más jugando al fútbol, me voy a tomar mate con mi mamá”.
Sobre su manera de vivir y sentir el fútbol profesional.

“Bianchi es el más grande, que se quede con todo lo que ganó y no vuelva a dirigir en Boca. Es el mejor de todos y tiene que tener una estatua en el club, pero se tiene que quedar en la casa disfrutando de sus nietos”.
Un consejo en conferencia de prensa para Carlos Bianchi, el entrenador más exitoso de la historia de Boca Juniors, siempre candidato a retornar al banquillo del club Xeneize.

“Yo no maté a nadie, sólo erré un penal”.
Sobre la semifinal de la Liga de Campeones de la UEFA 2006 perdida con el Villarreal ante Arsenal. El argentino falló un penal.

“Yo amo a Boca, sino no estaría trabajando gratis acá. Soy el único pelot… que labura gratis, así que nadie puede venir a decirme nada de mi responsabilidad”.
Sobre su particular contrato en 2009, que contemplaba no percibir salario durante 12 meses.

“He tomado la decisión de no formar parte de la selección a partir de ahora. No tuve que pensarlo demasiado, pues  el hecho de que tenga que pensar en la salud de mi mamá me hizo la decisión bastante fácil. Por las críticas, desde que terminó el mundial a hoy me la internaron dos veces. Se hace mucha mala sangre, y mi obligación es cuidarla. A mi vieja la amo con locura y no soy nadie para hacerla sufrir”.
Riquelme y su particular renuncia a la selección tras la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 a pedido de su madre.

“Me enteré que no iba al amistoso en Francia por la radio escuchando a Carlos Bilardo. Hoy sólo escuché que intentaron comunicarse conmigo. Yo tengo códigos y no son los mismos que tiene el técnico. Tengo en claro que no podemos trabajar juntos. Prefiero dejarle el lugar a otro jugador”.
Riquelme y una nueva renuncia a la selección, en 2009, por diferencias con Diego Maradona.

“¡Para mi papá nunca juego bien! Siempre hay algo que está mal. Aunque la prensa diga que hice un buen partido, él viene y me remarca los pases que no pude dar. Siempre me exige mucho, pero creo que es bueno. Ayuda a que no me relaje”.
Sobre la relación que lo une a su padre, en diálogo con FIFA.com.

“No tenía nada escrito. Era todo cuestión de demorar un poco más, de hacer que nuestros pateadores pensaran que él sabía dónde iban a tirar. Recuerdo que (Esteban) Cambiasso pateó ese penal a media altura, y en los entrenamientos no lo había hecho nunca así. Y él se tiró para ese lado. Son cosas que no coincidían. Para mí que el papel no tenía nada. Pero estuvo bien, fue muy vivo en tratar de confundir a nuestros jugadores”.
Riquelme a FIFA.com, y su versión de la definición por penales ante Alemania en la Copa Mundial de la FIFA 2006, en la que Jens Lehmann habría utilizado un papel con información sobre los ejecutantes argentinos para decidir dónde arrojarse.

“Messi es el más grande, el mejor del mundo. Cristiano Ronaldo es el jugador de la PlayStation, ese al que uno le arma la pierna derecha, la pierna izquierda… es alto, rápido, cabecea, hace goles de penal y de tiro libre, es habilidoso. Pero el que mejor juega a este juego es Iniesta: sabe cuándo hay que ir para adelante, cuándo hay que ir para atrás. Cuándo tiene que gambetear, cuándo tiene que ir más rápido, más lento. Y pienso que eso es lo único que no se puede comprar ni aprender. Uno puede aprender a patear, a controlar la pelota, pero a saber todo lo que pasa en la cancha no… con eso se nace”.
Sobre Andrés Iniesta, en entrevista a FIFA.com.

“No voy a continuar. Amo este club, quiero mucho a los hinchas y estaré agradecido porque soy y seré hincha de Boca, pero me siento vacío”.
Riquelme y su última despedida de Boca Juniors, tras caer en la final de la Copa Libertadores 2012 ante Corinthians.

“Yo tengo más de 30 años y no necesitaba entrenador. Falcioni ya no me podía enseñar nada. Qué me va a enseñar, ¿a atajar?”.
Riquelme en conferencia de prensa, tras su alejamiento de Boca Juniors, sobre el entrenador Julio Falcioni.

“Siempre digo que en esa jugada tiene más mérito Yepes que yo. Es un clásico, ir 3-0 y pasar por esa situación… cualquier jugador hubiese pegado una patada. Pero él me ha seguido hasta el córner y no ha hecho nada. Creo que eso es más de hombre que haber tirado un caño en ese partido”.
Sobre el colombiano Mario Yepes, a quien le propinó un caño lujoso en un Superclásico correspondiente a la Copa Libertadores 2000. Boca, que ganaba 3-0, avanzó a semifinales.

“La pelota me lo ha dado todo. Así como las muñecas son lo más lindo para las nenas, para mí la pelota ha sido el juguete más hermoso que pudo existir. El que la inventó es un verdadero ídolo, el más grande de todos”.
Riquelme y su sentimiento por el balón, en diálogo con FIFA.com.