El fútbol nació en Inglaterra, pero se perfeccionó en Brasil. En ese proceso tuvo mucho que ver Pelé, al que sueñan con emular las jóvenes promesas de la región de São Paulo.

Aunque llegó a convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, Pelé nunca olvidó de dónde venía. Todavía hoy, el ex futbolista sabe lo importante que es acordarse de aquellos que no tienen tanta suerte. Criado en un barrio pobre de las afueras de São Paulo, Pelé tuvo que trabajar como limpiabotas durante su infancia para ayudar a sus padres, así que el tricampeón del mundo sabe muy bien de lo que habla.

A unos cien kilómetros de la localidad donde creció Pelé, la escuela de fútbol Eprocad trabaja para ofrecer nuevas esperanzas a los niños y jóvenes de la región.

FIFA.com y FIFA TV viajan a Brasil y te presentan al joven Tiago, que sueña con llegar a ser un gran futbolista.