2012 en cifras
© AFP

Termina el año 2012 y FIFA.com repasa las estadísticas más sobresalientes del año que nos deja.

900

partidos con el Manchester United es el hito que alcanzó Ryan Giggs en febrero, 7.666 días después de su debut en el club en marzo de 1991. Además, el galés incombustible celebró la ocasión a lo grande: anotó el gol de la victoria en el tiempo de descuento (algo que nunca antes había hecho con los Diablos Rojos) en aquel triunfo por 1-2 a domicilio del equipo de Alex Ferguson contra el Norwich City.

310

partidos consecutivos en la Premier League es la racha de récord que terminó para Brad Friedel en octubre. La secuencia ininterrumpida de este guardameta, de 41 años de edad, la más prolongada de la historia de la división, con casi ocho años de existencia y tres clubes diferentes, se remonta a finales de la temporada 2003/04.

91

goles es el increíble total con el que, el 22 de diciembre, Lionel Messi puso el broche de oro a su año futbolístico. Días antes, en el mismo mes de diciembre, el nº 10 del Barcelona había batido el récord de 85 goles en un año natural que Gerd Muller estableció en 1971. Además, en marzo de 2012, con tan sólo 24 años, se había convertido en el máximo goleador del Barça de todos los tiempos, tras superar la marca de 232 tantos que pertenecía a César Rodríguez.

82

partidos internacionales con la puerta invicta es la estadística con la que Iker Casillas ha terminado el año, después de superar en mayo el récord de 72 que poseía Edwin van der Sar. A finales de dicho mes, Casillas registró su 95ª victoria internacional, con la que eclipsó la marca de Lilian Thuram.

39

años de existencia de la Copa de Naciones de la OFC habían arrojado tan sólo dos campeones: Australia y Nueva Zelanda. El duopolio, cuyos componentes se han repartido equitativamente ocho títulos, quedó roto en junio, cuando Tahití se convirtió contra todo pronóstico, pero con total merecimiento, en la primera nación de las islas del Pacífico que conquista el premio más codiciado de Oceanía. El combinado tahitiano del seleccionador Eddy Etaeta terminó la competición con 20 goles a favor (14 más que la reina continental destronada, Nueva Zelanda), tres cuartos de los cuales fueron obra de la familia Tehau: los hermanos Jonathan, Lorenzo y Alvin, y su primo Teaonui.

31

goles sin respuesta en un partido de la Copa de Rumanía condenaron al CS Buftea en septiembre a la derrota más abultada de la historia futbolística de su nación. Por si esto fuera poco, el equipo de segunda división, a la que había ascendido al final de la pasada temporada, sufrió tamaño correctivo a manos de uno de sus antiguos rivales en la tercera categoría, el ACS Berceni.

29

segundos habían transcurrido cuando Oribe Peralta inauguró el marcador en la final del Torneo Olímpico Masculino con el gol más tempranero que jamás se había visto en una final de las competiciones de la FIFA. A continuación, el delantero del Santos Laguna anotó su segundo tanto a falta de 15 minutos para la conclusión de aquella victoria de México sobre Brasil por 2-1, una hazaña que lo convirtió en el octavo jugador que se anotaba un doblete en un partido por la medalla olímpica de oro.

23

victorias y 15 empates sirvieron al Juventus para destacar como el primer equipo que supera toda una temporada de la Serie A (de 20 contendientes) sin conocer la derrota. La Juve también estableció el récord de menos goles en contra con un registro de 20, cuatro menos que el Módena en 1946/47, el propio Juventus en 2005/06 y el Milan en 2010/11.

16

años y 98 días tenía el jugador del Málaga Fabrice Olinga en agosto al proclamarse el goleador más joven de la historia de la primera división española. El camerunés, producto de la fundación de Samuel Eto’o, eclipsó el récord de 16 años y 289 días que había establecido Iker Muniáin en 2009.

16

goles anotó Estados Unidos de camino al triunfo en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino, con los que estableció un nuevo récord para una competición femenina. También la canadiense Christine Sinclair logró una nueva marca de realizaciones durante Londres 2012 con sus seis goles, la cosecha más abultada que haya acumulado una sola jugadora en la historia de la competición. Por su parte, la capitana de Estados Unidos, Christie Rampone, se colgó su tercer oro y se convirtió en la primera o el primer futbolista (es decir, hombre o mujer) que ha ganado cuatro medallas olímpicas.

14

partidos, ninguna derrota y un trofeo arrojó el trabajo extraordinario del Corinthians en la temporada de la Copa Libertadores. El club de São Paulo ha sido el primero en 34 años que ha permanecido imbatido a lo largo de toda la competición. Curiosamente, el último equipo que alcanzó este honor antes del conjunto brasileño fue el derrotado finalista, Boca Juniors.

8

goles en otros tantos partidos en Wembley constituyen el récord impresionante con el que Didier Drogba se despidió del Chelsea. El costamarfileño se convirtió en el primer jugador que veía puerta en cuatro finales de la Copa de la FA y, al lograrlo en la victoria por 2-1 sobre el Liverpool, mantuvo ininterrumpido su registro realizador con los Blues, que incluía goles en todas y cada una de sus participaciones en las finales nacionales. En aquel encuentro decisivo, los londinenses también contaban con otro jugador emblemático, Ashley Cole, quien amplió a siete su récord de triunfos en la Copa de la FA.

5

victorias europeas consecutivas en la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA es la secuencia que ha terminado este mes con el triunfo por 1-0 del Corinthians sobre el Chelsea, que puso fin a la reciente hegemonía del Viejo Continente. De paso, el Timão volvió a adjudicarse el título que había ganado por primera vez hace 12 años en la edición inaugural de la competición, y recuperó así para Brasil el trofeo de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA que el país posee ahora por cuarta vez. De esta forma, Brasil reforzó su condición de nación más laureada del certamen.

4

goles formaban el déficit aparentemente insuperable que remontó Suecia en octubre para arañar el empate en Berlín. La remontada de los suecos dejó a Alemania sin una victoria que parecía cantada, en un partido donde la selección alemana había disfrutado de una ventaja de cuatro goles por primera vez en sus 108 años de historia.

4

goles sin réplica contra Italia otorgaron a España en julio el margen de triunfo más abultado que jamás se haya registrado en una final de la Copa Mundial de la FIFA ni del Campeonato de Europa de la UEFA. La Roja se convirtió también en la primera selección nacional europea que ha ganado tres máximas competiciones consecutivas, y en la primera que ha defendido con éxito la corona continental. Xavi, el organizador del centro del campo español, volvió a destacar como el hombre más influyente del equipo de Vicente del Bosque con sus tres pases de gol contra los italianos, la mayor cantidad de cesiones decisivas que se ha registrado en una final de la EURO.