Marcas de ensueño y una pesadilla
© Getty Images

El partido de pesadilla que vivió Jonathan Walters, del Stoke City, constituye una excepción en este repaso estadístico de FIFA.com, que informa de las satisfacciones del Barcelona, Bolonia, KRL paquistaní y de Nolan Roux, del Lille.

21

segundos habían transcurrido el sábado desde el saque inicial, cuando Roux marcó el gol más tempranero de la temporada de la Ligue 1. El madrugador tanto, el cuarto del delantero en sus últimos tres partidos, batió por cinco segundos el récord que poseía Zlatan Ibrahimovic, pero no bastó para espolear a los Dogues hasta la victoria, pues el Nancy luchó con denuedo hasta arañar su noveno empate de esta campaña. También en Francia se alcanzaron otros hitos, entre ellos el gol número 500 de la temporada 2012/13 de la Ligue 1, que anotó Eden Ben Basat, del Brest. Pero el éxito más espectacular del fin de semana lo vivió el Niza en casa con el 5-0 que le endosó al Valenciennes, el margen de victoria más abultado de la primera división desde marzo de 1989.

18

victorias en sus 19 primeros partidos de liga han otorgado al Barcelona el mejor registro en la primera vuelta de la historia de la división. Tras el triunfo por 1-3 a domicilio contra el Málaga, el Barça se encuentra 11 y 18 puntos por delante respectivamente del Atlético de Madrid y del Real Madrid. Algo muy gordo tendría que pasar para que el Barcelona no conquistara su 22º título de liga al final de la temporada. Con sus 15 dianas y 17 pases de gol vestido de blaugrana, Cesc Fàbregas, uno de los goleadores en La Rosaleda, ha participado en más goles que ningún otro mediocampista de primera división desde su llegada al equipo procedente del Arsenal. Ya no sorprenderá a nadie saber que Lionel Messi vio puerta por noveno partido consecutivo, y se queda a uno del récord de la máxima categoría española, que poseen dos antiguos integrantes del Barça, Mariano Martín (1942/43) y Ronaldo (1996/97).

4

goles sin réplica cosechó el Bolonia en su victoria sobre el Chievo de este sábado. Se trata del segundo triunfo de los rossoblù en esta temporada por un margen de cuatro goles. Hay que remontarse medio siglo para encontrar la última vez que el club disfrutó de dos éxitos similares en una campaña de la Serie A. En esta última victoria, el Bolonia ha dado una lección de eficacia al anotarse las cuatro dianas como resultado únicamente de cinco disparos a puerta. En el resto del campeonato italiano cabe destacar que el Siena consiguió una marca mucho menos deseada: la Robur estableció un nuevo récord del club al caer en su sexta derrota consecutiva en la Serie A.

3

títulos de liga en cuatro temporadas ha conquistado el KRL de Pakistán tras ceñirse la corona la semana pasada. Además, el conjunto de Rawalpindi lo logró a lo grande, con una sola derrota en los 30 partidos disputados y una diferencia de goles de +50 al cabo de la temporada liguera. Tan abultada cifra se debe principalmente a la impresionante aportación del delantero internacional paquistaní Kalle Mullah, cuyos 23 tantos lo han proclamado máximo anotador de la competición. Curiosamente, el KRL remató su campaña con un empate contra el PIA, un equipo cuyo récord de nueve títulos de liga podría verse amenazado por el nuevo poder hegemónico del campeonato.

2

goles en propia puerta y un penal fallado es el resultado de una tarde de trabajo para el olvido que el sábado sufrió Jonathan Walters con el Stoke City. En la historia de la Premier League, únicamente dos jugadores, Jamie Carragher y David Proctor, habían batido su propia portería dos veces en un partido, pero ninguno de ellos añadió a su desgracia un disparo desde el punto penal de lo más calamitoso. Y lo que es peor, el Stoke pagó muy caro el repertorio de descalabros que brindó Walters. Con su derrota por 0-4 a manos del Chelsea, el club registró su tropiezo más abultado en casa en la máxima categoría desde que el Luton Town le ganó por el mismo margen en 1985. Además, el desliz ha dado al traste con la mejor racha en casa de la división que poseía el Stoke, tras haber sobrevivido 17 partidos y casi un año sin conocer la derrota antes de la reciente visita de los Blues. Por suerte para él, Walters no ha tardado nada en enmendar la plana. El martes se resarció de la pesadilla con los dos goles, en esta ocasión en el arco correcto, que contribuyeron a la victoria de los suyos por 4-1 sobre el Crystal Palace, la misma que ha servido al Stoke para pasar a la cuarta ronda de la Copa de la FA.