Tinos, desatinos y torbellinos
© AFP

Los hitos goleadores de Alessandro Del Piero, Edinson Cavani y Michael Owen, así como los disparos fallidos en Sudáfrica y la tormenta de Irán sobre la arena conforman la reseña estadística semanal de FIFA.com.

150

 goles en la Premier League es la barrera que este sábado rebasó Michael Owen, el séptimo jugador que lo consigue. El delantero de 33 años saltó al campo desde el banquillo para anotar el tardío gol del consuelo para el Stoke City en su derrota por 3-1 en Swansea. Ese acierto valió además para acabar con la sequía goleadora del exmadridista, cercana a los 18 meses, y con la de su equipo en liga, que ya duraba 281 minutos. Alan Shearer (260), Andy Cole (187), Thierry Henry (175), Robbie Fowler (162), Frank Lampard (158) y Wayne Rooney (151) son los otros seis goleadores que sobrepasaron los 150 blancos en la división de honor inglesa.

100

 goles en la Serie A es el total que el punta napolitano Edinson Cavani alcanzó el domingo, y curiosamente logró el último frente al equipo al que le marcó su primero. En efecto, el entonces jugador del Palermo hizo su debut en la primera división italiana como suplente contra el Fiorentina en marzo de 2007, y sólo tardó 16 minutos en arrebatar el empate para los suyos con una gran volea, que recordó a la que el holandés Marco van Basten había asestado en la final de la Eurocopa 1988. La más reciente brecha de Cavani ha servido a su actual combinado, el Nápoles, para empatar 1-1 en Florencia y conservar su segundo puesto en la clasificación, a cinco puntos del Juventus. El internacional uruguayo de 25 años lleva inscritos 17 goles en 18 partidos en la temporada 2012/13 de la Serie A, y está a tan sólo tres tantos del veterano romperredes del Udinese Antonio Di Natale y del joven cazagoles del AC Milan Stephan El Shaarawy en la tabla de máximos realizadores. Así las cosas, Cavani se postula como candidato al título de capocannoniere. De tener éxito en sus aspiraciones, se convertiría en el primer sudamericano desde Hernán Crespo en 2000/01, en el primer jugador del Nápoles desde Diego Armando Maradona en 1987/88, y en el primer uruguayo desde Ettore Puricelli en 1940/41, que lo consigue.

55

 disparos frustrados a puerta se habían registrado antes de que se consignara el primer gol en la Copa Africana de Naciones 2013. Los cero a cero en el Sudáfrica-Cabo Verde y en el Angola-Marruecos depararon 17 intentos fallidos en cada encuentro, y las redes no se sacudieron sino hasta el tercer contencioso disputado el domingo. Después de otros 21 ensayos sin suerte contra la portería rival, Emmanuel Agyemang-Badu obró para la selección ghanesa el primer tanto en el minuto 220 de la competición, y el primero también de los cuatro que se firmaron en el Ghana-RD Congo en un intervalo de 28 minutos, de camino al 2-2 definitivo.

20

 goles sin réplica fue la magnitud del torbellino iraní que pasó el martes por encima del equipo de Filipinas en la que fue la victoria más abultada de la historia del Campeonato Asiático de Fútbol Playa. El récord anterior en la competición preliminar de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA lo ostentaba Japón, por su varapalo de 16-0 sobre los filipinos en 2006. Esta vez, Filipinas mantuvo su portería virgen durante 6 de los 36 minutos que duró el choque, y sólo perdía por 3-0 al cabo del primer tercio. Sin embargo, Irán se desinhibió a partir de entonces y acribilló a su rival con 10 estocadas en el tercer tiempo del partido, escenificado en la playa Katara de Doha, Qatar. Mohammad Ahmadzadeh y Mohammad Ali Mokhtari se apuntaron sendos póqueres; Farid Boloukbashi, Moslem Mesigar y Ali Naderi, sendas tripletas.

4

 goles cosechó en un mismo encuentro este sábado Alessandro Del Piero, por primera vez en sus 21 años de carrera, en el que ha sido el mayor triunfo del Sydney FC en la liga australiana: un 7-1 sobre el Wellington Phoenix. Un exquisito pase del maestro de 38 años permitió al debutante Joel Griffiths inaugurar el marcador. A continuación, el exinternacional italiano encadenó tres goles en un lapso de 19 minutos —dos en espléndidas jugadas individuales y el de en medio de penal— para registrar el cuarto hat-trick más rápido en la historia de la A-League. Pinturicchio agregó otra obra de arte en la segunda mitad, convirtiéndose en el cuarto futbolista del campeonato australiano en marcar cuatro veces en un partido después de Archie Thompson, Shame Smeltz (dos veces) y Besart Berisha. Cuando fue sustituido a falta de ocho minutos para el final con el electrónico en 6-1, el público del estadio Allianz se puso en pie para ovacionarle. Seguidamente Yairo Yau añadió el séptimo del cuadro local para igualar la segunda victoria más abultada en los anales de la A-League y condenar al Wellington a su derrota más dilatada en la competición. Este segundo triunfo consecutivo ha aupado al Sydney, farolillo rojo de la división de 10 equipos antes de que Frank Farina tomara los mandos a finales de noviembre, hasta la séptima posición del casillero.