Veteranos intratables y el rey de África
© AFP

El triunfo de Nigeria en la Copa Africana de Naciones de la CAF destaca en el repaso estadístico de esta semana, donde también figuran el Espanyol, el Bayern de Múnich y los hitos que acaban de alcanzar los incombustibles Ryan Giggs y Javier Zanetti.

593

partidos de la Serie A ha disputado Zanetti hasta la fecha, una cifra que aúpa al volante del Inter de Milán al segundo puesto de la lista de jugadores que más encuentros han acumulado en la división, por encima de Gianluca Pagliuca. Ahora tan sólo supera a Zanetti en dicha estadística el gran Paolo Maldini, cuyo récord de 647 participaciones no parece fácil de batir. La victoria del Inter por 3-1 sobre el Chievo, además de poner la guinda a la celebración de Zanetti, incluyó el primer tanto de Diego Milito en el año 2013. El delantero argentino ha acertado 60 dianas en 111 partidos de liga con los Nerazzurri. Desde el cambio de siglo, tan sólo Christian Vieri (96) ha anotado más veces con el club.

108

goles en la Premier League lleva marcados Ryan Giggs, uno más que Paul Scholes y varios menos que Wayne Rooney (139). Sin embargo, este último tanto, que inauguró el marcador en la victoria por 2-0 sobre el Everton, sirve al jugador galés para mantener un récord excepcional: ver puerta en cada una de sus 21 temporadas en la Premier League. Se trataba además de la 651ª participación en la liga del veterano astro del Manchester United y, curiosamente, su debut se produjo también en una victoria por 2-0 contra los Toffees, el 2 de marzo de 1991. Aunque Giggs había cumplido los 39 años y 73 días en el momento de marcar este último tanto, no es el goleador de más edad de la historia de la Premier League inglesa. Este honor corresponde a un excompañero suyo en el United, Teddy Sheringham, que tenía 40 años y 268 días cuando vio puerta con el West Ham United en 2006.

55

goles a favor, siete en contra: tal es el registro del Bayern de Múnich tras 21 partidos disputados esta temporada en la Bundesliga. Esta estadística indica que en el casillero del equipo de Jupp Heynckes figura una diferencia de + 48 goles, con la que bate el récord de 39 a estas alturas de la campaña que estableció el propio Bayern de Múnich en 1998/99. Tras la victoria por 4-0 del sábado contra el Schalke, la más abultada que ha arrojado este emparejamiento en más de 17 años, el conjunto bávaro acumula 54 puntos, con los que iguala otra de sus propias marcas en la Bundesliga. El Borussia de Dortmund, por su parte, amenazó con batir un récord indeseable. Su derrota del sábado en casa, 1-4 a manos del Hamburgo, igualó su peor resultado en la historia de los enfrentamientos directos entre ambos equipos.

4

goles sin réplica contra el Athletic de Bilbao otorgaron al Espanyol el domingo el mayor margen de victoria a domicilio que el conjunto se anota en la liga en casi siete décadas. El equipo barcelonés se ha impuesto con más contundencia fuera de casa tan sólo otra vez en su historia: aquel día de 1945 en el que arrancó un 0-6 al Sabadell. El domingo también resultó un día propicio para el vecino de los Periquitos, el Barcelona, que goleó al Getafe por 6-1. Los de Tito Vilanova han marcado ya cuatro goles o más en 11 de los 23 partidos de liga que han disputado esta temporada. Su encuentro de este fin de semana ha sido el primero desde noviembre de 1996 en el que seis hombres diferentes han visto puerta para el club en un solo partido de liga. Entre los goleadores se encontraba Lionel Messi, quien amplió su estupendo arranque del año 2013 marcando en su 13º partido de liga consecutivo, en el minuto 13 y contra un portero que portaba el dorsal número 13.

2

hombres han ganado ya la Copa Africana de Naciones de la CAF como jugadores y como seleccionadores. El técnico Stephen Keshi, de 51 años, integrante del equipo de Nigeria que conquistó el título continental en 1994, emuló el domingo la proeza del egipcio Mahmoud El Gohary (1959 y 1998). Con este triunfo, la selección nigeriana levanta su primer gran trofeo desde que se colgó el oro en el Torneo Olímpico de Fútbol de 1996, además de su tercera Copa de Naciones en total. Un único gol de Sunday Mba sentenció la victoria de las Súper Águilas sobre Burkina Faso y volvió a demostrar que el partido decisivo del campeonato continental africano sigue siendo parco en goles. De hecho, las cinco últimas finales han arrojado conjuntamente un total de tres tantos.