La discriminación es tan vieja como el mundo, y la idea de erradicarla completamente de la sociedad, y consecuentemente del fútbol, es, quizá, un poco utópica. La lucha contra la discriminación es un esfuerzo continuo que conlleva un cambio de mentalidad y que a menudo está presente en ideas y acciones tan simples como efectivas.

La FIFA ha recopilado varios de esos ejemplos prácticos en su Guía de buenas prácticas en materia de diversidad y lucha contra la discriminación, un manual que ya se ha enviado a las 209 Asociaciones Miembro y que anima a todas las partes implicadas en el fútbol a participar en iniciativas antidiscriminación de la manera más apropiada y efectiva.

Entre ellas se incluyen varias acciones bien sencillas, pero que pueden marcar la diferencia, como anuncios en los estadios por parte de exjugadores, el uso de cordones con los colores del arco iris contra la homofobia o la organización de torneos de fútbol para invidentes y personas con discapacidad visual.

"Las buenas campañas no tienen por qué ser necesariamente caras. Lo importante es que estas iniciativas aprovechen al máximo los intereses y los conocimientos de los que ya se dispone en cada lugar", explicó Federico Addiechi, responsable del Departamento de Sostenibilidad de la FIFA, quien recientemente anunció el despliegue de observadores antidiscriminación encargados de supervisar los partidos de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 como parte del nuevo Sistema de vigilancia antidiscriminación de la FIFA.

Tras haber refrendado la Resolución sobre la lucha contra el racismo y la discriminación en el Congreso de la FIFA 2013, las Asociaciones Miembro tienen ahora hasta el 31 de marzo de 2016 para presentar sus planes de acción concretos. La Guía de buenas prácticas será sin duda una magnífica herramienta para ayudarles en su labor. "Es un recordatorio útil para que las Asociaciones Miembro ratifiquen su intención de luchar contra el racismo y la discriminación entre los jugadores, los árbitros y la afición", añadió Addiechi.

El último número de la revista The FIFA Weekly dedica su artículo de portada a la lucha contra la discriminación y la presentación de la Guía de buenas prácticas.