La FIFA reforzará su lucha contra la discriminación en el fútbol mediante un nuevo sistema de vigilancia que se comenzará a utilizar en los partidos de clasificación para la Cpa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. El sistema incluye el despliegue de observadores antidiscriminación encargados de supervisar los partidos e informar de casos de discriminación. Lo coordinará la FIFA y se pondrá en marcha en cooperación con la red Fare, una organización que cuenta con amplia experiencia en la lucha contra la discriminación en el fútbol y en el empleo de observadores de partidos.

Esta nueva medida es un paso clave en la lucha de la FIFA contra la discriminación y surgió de las recomendaciones del Task Force contra el racismo y la discriminación. Facilitará y complementará la labor de los árbitros y los órganos disciplinarios de la FIFA. El principal objetivo es optimizar los procedimientos legales obteniendo las pruebas necesarias para imponer posibles sanciones.

Como parte del nuevo sistema de vigilancia, se asignarán observadores antidiscriminación con una formación específica a partidos considerados de alto riesgo. Después de los partidos que hayan contado con vigilancia, el observador entregará, en el plazo de 24 horas, un informe al órgano disciplinario de la FIFA, el cual revisará la información y decidirá si es necesario iniciar un procedimiento disciplinario.

"Me complace enormemente ver cómo este programa va tomando forma y se implanta por primera vez en los clasificatorios para 2018. El Congreso de la FIFA aprobó una resolución firme contra la discriminación en 2013 y creamos un task force dedicado a este tema. El nuevo sistema de vigilancia es una medida concreta cuyo objetivo es garantizar que el fútbol envía un mensaje claro en favor de la diversidad y contra todo tipo de discriminación", declaró el Presidente de la FIFA Joseph S. Blatter.

"La introducción de observadores de partidos fue una de las principales recomendaciones del grupo de trabajo para luchar contra la discriminación en el fútbol. Este nuevo sistema proporciona a los órganos disciplinarios las herramientas que tanto necesitan para poder combatir eficazmente el racismo y la discriminación en nuestro deporte", declaró el presidente del task force y vicepresidente de la FIFA, Jeffrey Webb.

"Esta cooperación entre la FIFA y la red Fare marca un hito en la lucha contra la discriminación en el fútbol. Aportaremos nuestra experiencia y conocimientos para detectar problemas en los días de partido y trabajaremos con expertos de todo el mundo para garantizar que el torneo insignia del fútbol demuestre que este deporte no tiene por qué asociarse con problemas de discriminación y exclusión", declaró el director ejecutivo de la red Fare, Piara Powar.

El nuevo sistema de vigilancia se ha presentado oficialmente este 12 de mayo en un acto que ha tenido lugar en el estadio Wembley de Londres en presencia del jefe del Departamento de Sustentabilidad de la FIFA Federico Addiechi, el director ejecutivo de Fare y miembro del task force de la FIFA Piara Powar, el exárbitro de la FIFA y miembro del task force Howard Webb, el centrocampista del Manchester City y de Costa de Marfil y asesor del task force Yaya Touré y la presidenta del consejo asesor en materia de inclusión de la Federación Inglesa de Fútbol y asesora del task force Heather Rabbatts.

"Me complace ver que la FIFA se está tomando este tema tan en serio y poniendo en marcha medidas concretas para poner fin a comportamientos que van en contra del espíritu de nuestro deporte", declaró Yaya Touré.

El programa de observadores de partidos es una de las medidas en las que trabaja en la actualidad la FIFA para reforzar la lucha contra todo tipo de discriminación en el fútbol. Además de endurecer los controles y las sanciones, la formación es un pilar fundamental de la estrategia puesta en marcha tras la Resolución sobre la lucha contra el racismo y la discriminación aprobada por el 63er Congreso de la FIFA en 2013. La FIFA publicará próximamente la Guía de buenas prácticas en materia de diversidad y lucha contra la discriminación para ayudar a sus asociaciones miembro en sus esfuerzos por hacer frente a la discriminación.