Muchas ONG de todo el mundo se sirven del fútbol para mejorar la vida de los niños. Moscú, a través del programa Football For Hope y adidas, fue el punto de reunión para estar organizaciones en un taller con un objetivo claro: ayudar a comprender las necesidades de los niños con minusvalía para asistirles mejor en el proceso de entrenamiento y aprendizaje.