Un murmullo de admiración recorrió las gradas justo antes de que los aficionados del equipo rival exteriorizasen su reconocimiento con un sincero aplauso. Rafinha había metido a su portero en un brete con un arriesgado pase atrás, pero el guardameta no se inmutó y, sin dejar caer la pelota, se la cedió a Xabi Alonso con un preciso y espectacular toque de espuela. Los más de 50.000 espectadores que llenaban el Estadio de Fráncfort se quedaron maravillados. El Bayern de Múnich ganó por 0-4, Gareth Bale elogió tras el partido la actuación del arquero alemán a través de Twitter y el mundo del fútbol pudo comprobar de nuevo que hay un portero muy especial que, desde hace ya tiempo, deleita una y otra vez con su magia a los amantes de este deporte. Ese portero se llama Manuel Neuer.

Otro arquero ha levantado también a los aficionados de sus asientos este 2014. En la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, contribuyó a que Bélgica brillase nuevamente en su reaparición mudialista 16 años después. Y si el Atlético de Madrid firmó la mejor temporada de su historia mucho tuvo que ver en ello Thibaut Courtois. Su lucimiento en Stamford Bridge en las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA, con hasta tres paradas milagrosas a John Terry, David Luiz y Hazard, permitió al Atleti alcanzar su segunda final y, paradójicamente, marcó su camino de regreso al Chelsea, club que le había fichado con apenas 18 años.  

En Brasil, Neuer también dejó muestras de su genialidad. La selección alemana se proclamó campeona gracias a su juego de combinación ofensivo y alegre, y a su funcionamiento casi infalible como bloque, pero Neuer brilló con luz propia. Con su sentido de la oportunidad y su extraordinaria capacidad para jugar con los pies, el arquero se transformó en un defensa más para abortar ataques del rival o para contribuir a la construcción del juego de su equipo.

Las brillantes actuaciones de Neuer y Courtois les han permitido aspirar a la conquista del FIFA Ballon d’Or 2014, pero… ¿alguna vez un portero ha ganado este premio en el fútbol masculino?

Un mundo en blanco y negro
Para encontrar un ejemplo cercano de cómo llegar a lo más alto desde la portería, Neuer y Courtois sólo tienen que fijarse en la arquera de la selección alemana femenina. “La verdad es que no espero ganar la votación. No hay que olvidar que soy portera, así que llevarme el premio sería toda una sorpresa para mí”, declaró Nadine Angerer hace un año, semanas antes de convertirse en la primera guardameta que logra proclamarse Jugadora Mundial de la FIFA. Este año Angerer luchará nuevamente por el galardón.

En fútbol masculino también hay un precedente, aunque mucho más lejano: el ruso Lev Yashin obtuvo el Balón de Oro en 1963. La Araña Negra superó en las votaciones a jugadores como el italiano Gianni Rivera o el portugués Eusebio.

Desde entonces, Oliver Kahn ha sido uno de los que más cerca ha estado. Balón de Oro adidas en Corea/Japón 2002, el alemán vio cómo Ronaldo le superaba en las votaciones. El ex internacional germano, que tiene actualmente 45 años, ya era consciente entonces de lo particularmente difícil que resulta para un arquero conquistar un gran premio individual. “En el mundo de un portero todo es o blanco o negro”, asegura Kahn en una entrevista a FIFA.com. “Hay partidos en los que sólo te tiran una vez entre los tres palos, y si la pelota entra te conviertes en un inútil. En cambio, otro día paras los tres o cuatro balones que llegan a tu portería y ya eres un genio. Creo que parece obvio que hay algo que no cuadra”.

Misma óptica pero opiniones diferentes
El camino de la gloria es largo y sinuoso para los arqueros. Luis Gabelo Conejo, ex guardameta internacional costarricense y actual entrenador de porteros de la selección tica, nos brinda su análisis. “La cuestión es: ¿por qué un portero no cuesta tanto como un delantero? Es algo que hay que cambiar. Cada puesto debería valorarse en función de su importancia en el campo”, declaró a FIFA.com Conejo, que tiene actualmente 54 años, durante un seminario de entrenadores de porteros celebrado en la sede de la FIFA en Zúrich.

“El héroe siempre es el que marca el gol. Un portero que tiene que enfrentarse a 30 tiros durante un partido y responde con 29 paradas espectaculares, pero recibe un gol en el que alguien piensa que podría haber hecho algo más, y se convierte automáticamente en cabeza de turco. Y todo el mundo se olvida de los 29 paradones”, añade el costarricense.

“Lo mismo ocurre con los premios individuales. Es raro ver a porteros entre los candidatos, porque la fortuna sonríe a los que marcan los goles, no a los que los reciben”, explica el veterano preparador centroamericano, que defendió la portería de su selección en la Copa Mundial de la FIFA 1990.

Lluvia de elogios
Resultará muy interesante comprobar si Neuer o Courtois consiguen derrotar a atacantes tan reputados como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Zlatan Ibrahimovic, Neymar y compañía, y hacerse con el FIFA Ballon d'Or.

A Courtois ya se le compara abiertamente con dos leyendas belgas de la talla de Jean Marie Pfaff o Michel Preud’homme. Y recientemente, el ex internacional ucraniano Andriy Shevchenko, que fue tercero en la votación del Jugador Mundial de la FIFA en 2004, dio públicamente su apoyo a Neuer. Su técnico en la selección, Joachim Loew ha ido incluso más lejos al afirmar que el alemán ha revolucionado el puesto de portero: “En Brasil 2014, el portero se convirtió en nuestro decimoprimer jugador de campo. Creo que Manuel ha precipitado un cambio en el fútbol mundial”.

El 12 de enero de 2015, en el Kongresshaus de Zúrich, conoceremos la identidad del ganador del FIFA Ballon d’Or de este año. Será entonces cuando sepamos si Lev Yashin tiene sucesor. De momento, Neuer y Courtois han hecho méritos para aspirar a tan merecido galardón. Sólo falta saber qué opinan al respecto los capitanes y seleccionadores de los combinados nacionales, y los periodistas internacionales designados por France Football.