La consistencia de Marta habla por sí sola. No en vano, ésta es la decimosegunda vez en los últimos 13 años que se cuela entre las tres finalistas a la mejor jugadora de la FIFA. La habilidosa delantera se adjudicó cinco premios consecutivos desde 2006 a 2010, y ha participado en cuatro ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA y del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino.

Marta, una de las ocho abanderadas en la ceremonia inaugural de Río 2016, lideró a la selección brasileña que terminó en cuarta posición en el certamen, y ha formado parte asimismo del jurado de expertos que eligió los nominados de este año al Premio Puskás de la FIFA, al Premio Fair Play de la FIFA y al Premio a la afición de la FIFA. 

A la pregunta de FIFA.com de si estar nominada y ganar títulos individuales importantes como los The Best Football Awards representan una motivación para ella, la veterana de 30 años hizo gala de su humildad habitual. “Obviamente, cualquier futbolista a este nivel sueña con ganar premios de este tipo”, afirma. “No puedo explicar lo que se siente, la verdad. Tal vez cuando cuelgue las botas podré describir mejor lo importante que fue para mí. Sigo sin creerme que soy una de las mejores jugadoras del planeta, a pesar de haber ganado estos premios muchas veces”.

Reconocida como una de las jugadoras con más talento en la historia del fútbol femenino, Marta destaca también por su férrea ética de trabajo y su esfuerzo incansable en la cancha. Además, su determinación por seguir mejorando se mantiene intacta pese a los éxitos cosechados, y saca a relucir su actitud diligente en la antesala de un nuevo viaje a Zúrich para los Premios The Best. “En lo único que pienso es en hacerlo lo mejor posible en cada partido con mi club y con mi selección, y en enseñar a las más jóvenes cómo hay que jugar, lo mucho que hay que trabajar y cómo adquirir buenos hábitos”.

“Pero, lógicamente, me sentiría muy orgullosa y feliz si todo lo logrado hace pensar a la gente que soy una de las mejores de este año. Pero yo no le doy muchas vueltas”.

El fútbol femenino, en el foco
Marta, apodada a menudo la ‘Pelé femenina’ incluso por el propio tricampeón de la Copa Mundial de la FIFA™, ha hecho muchas cosas a lo largo de su carrera para que el fútbol femenino gane adeptos. Además de su espectacular manera de jugar y de sus goles inolvidables, la brasileña también ha ejercido de embajadora de lujo de esta disciplina por todo el planeta, y ha ganado títulos con clubes de Brasil, Estados Unidos y Suecia.

Marta señala que el compromiso de la FIFA por fomentar el desarrollo del fútbol femenino a nivel global y otorgarle una posición tan privilegiada en los The Best FIFA Football Awards es una gran ayuda. “Para el fútbol femenino es muy importante formar parte de una ceremonia de este tipo”, señala en referencia a la gala del 9 de enero de 2017.

“Sabemos que existen diferencias entre el fútbol femenino y el masculino, pero cada vez están más parejos y nosotras somos cada vez mejores. Es bueno que la FIFA se tome tan en serio el fútbol femenino, porque demuestra que hay ganas por este deporte y eso genera aún más interés. Las chicas que empiezan a jugar ahora ya tienen figuras en las que fijarse”.

Marta, una de las favoritas del público y de los expertos, considera positivo que los aficionados tengan voz y voto en estos premios, pero apunta que es importante mantener el peso de las opiniones expertas. “Creo que es interesante involucrar a los hinchas, que, al fin y al cabo, piensan con el corazón en esto del fútbol. Pero es importante que los entrenadores y los capitanes participen también, porque ellos saben lo que hay que hacer día a día en el fútbol para llegar a lo más alto. Saben lo que significa estar ahí y lo mucho que tienes que esforzarte para jugar al fútbol al máximo nivel”.