Cristiano Ronaldo ha ganado la primera edición de la historia del Premio The Best al jugador de la FIFA. En una noche fría y nevada en la ciudad de Zúrich, junto al lago del mismo nombre, el astro portugués subió al escenario para aceptar el mayor galardón individual entregado a un jugador del fútbol mundial, imponiéndose a los otros dos candidatos finales, Lionel Messi (Argentina) y Antoine Griezmann (Francia).

FIFA.com habló en exclusiva con Ronaldo entre bastidores después de su victoria, y CR7 repasó el año que acaba de concluir, además de analizar el que le espera. Entre otras citas, la Copa FIFA Confederaciones 2017, un torneo en el que se estrenará la selección portuguesa, liderada por su capitán.

Cristiano, enhorabuena. Incluso para alguien acostumbrado a vivir años increíbles, ¿puede decirse que el 2016 ha sido más especial si cabe?
Ya he dicho algunas veces que posiblemente haya sido el mejor año de mi carrera. Es evidente que el título de la selección ayudó mucho, al ser la primera vez en la historia que Portugal gana ese trofeo [el de la UEFA EURO 2016]. Y eso hace que el año sea especial. Y también con el Real Madrid, con la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes, para terminar el año de la mejor manera. Es decir, ha sido un año espectacular, sin duda el mejor que haya tenido nunca desde que empecé a jugar al fútbol.

En la medida en que ganas tantos títulos colectivos e individuales, ¿empiezas a darte cuenta de hasta qué punto eres ya uno de los grandes de la historia del fútbol?
Yo no tengo dudas de que ya estoy en la historia del fútbol. Ese era mi mayor objetivo, desde que empecé a jugar al fútbol: no ser tan sólo un jugador, sino una estrella, e intentar ser siempre el mejor. Y lo he conseguido: los títulos hablan por sí solos, tanto los colectivos como los individuales, los récords… Eso es un motivo de orgullo, y me motiva para seguir trabajando de la misma forma que lo he hecho hasta ahora.

Ya has ganado muchas cosas, pero ahora hablamos de un trofeo inédito: el primer Premio The Best al jugador de la FIFA.
Sí, es la primera vez. Es un trofeo bonito, que pesa mucho. Es la primera vez que la FIFA organiza este premio y creo que el hecho de ser el primero lo convierte en especial. Para mí supone un privilegio enorme.

¿Cuál es el secreto para seguir así año tras año?
No hay ningún secreto, sólo trabajo duro y esfuerzo. Juego en un equipo que me ofrece la posibilidad de competir por estos trofeos. Y también en la selección portuguesa. Creo que fue una Eurocopa sensacional. Ya lo he dicho, y lo repito: ha sido un año de ensueño. El desempeño colectivo, el desempeño individual, el desempeño del equipo y el desempeño de la selección nacional.

Marcaste el penal decisivo en la final de la Liga de Campeones, y tres goles en la final del Mundial de Clubes. Pero la Eurocopa fue diferente, ya que tuviste que abandonar la cancha bastante pronto. ¿Cómo fue vivir esa experiencia?
Resultó complicada. Empecé el partido, pero no lo terminé. Me encontraba muy nervioso. Recuerdo que estaba en el vestuario, y luego salí. Creo que mi comportamiento ya lo dijo todo, en realidad. Las imágenes no mienten. La gente pudo ver lo nervioso que estaba. Pero creo que fue un día glorioso para Portugal.

Pero parecías estar muy cómodo...
¡Sí, pero no lo estaba! [risas]

Pareces sentirte bastante cómodo junto a Santos. ¿Eso significa que veremos entrenar a Cristiano Ronaldo en un futuro?
Es muy difícil... Nunca se sabe. No sé lo que ocurrirá en el futuro, pero en estos momentos no me veo siendo entrenador.

Si tuvieses que elegir un momento de 2016, ¿cuál sería? ¿Y por qué?
Cuando ganamos la Eurocopa. Creo que fue la cima de mi carrera. Sin querer restar importancia a los demás trofeos, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes, pero por ser el primer título de la historia de Portugal.

¿Cuáles son los principales objetivos de CR7 en 2017?
Son los mismos. Una nueva etapa. Nuevos retos. Trofeos que ganar y goles que marcar. Al final, son los mismos de siempre. Intentar ganar lo máximo posible con el desempeño colectivo y, si se puede, también en el plano individual.

Este año está la Copa FIFA Confederaciones. ¿Qué representa para la selección portuguesa y para Cristiano?
Va a ser la primera vez que Portugal compita por el trofeo de la Copa Confederaciones. Será muy bonito. Quedará en nuestro historial. Obviamente, ganarlo sería un sueño. Somos conscientes de que será complicado, habrá grandes equipos. Pero en el fútbol todo es posible.