• Luis Fernández fue compañero de Zinedine Zidane en el AS Cannes
  • Es un histórico de Les Bleus: ganó la Euro '84 y fue semifinalista de México '86
  • "Gracias a su inteligencia, su pericia, Zizou lo aprendió todo"

Luis Fernández es un apasionado del fútbol. Disfrutó practicándolo durante quince años como jugador profesional, y desde hace más de veinte le encanta dirigirlo desde la línea de banda. Y, sobre todo, se entusiasma hablando del deporte rey. Habla de él largo y tendido, y con buen fundamento, en parte gracias a la experiencia adquirida en una carrera en la que lució 60 veces la camiseta de la selección francesa, ganó la UEFA EURO 1984 con los Bleus, alzó la Recopa de Europa de 1996 como técnico del París Saint-Germain e hizo milagros en España con el Athletic de Bilbao, el Espanyol de Barcelona o el Betis.

Le gusta tanto hablar de fútbol que trabajó durante mucho tiempo en la radio, y ahora dirige su propio programa de televisión. Y si hay un tema que no le canse en absoluto es Zinedine Zidane, que era un jovencísimo futbolista cuando él lo vio incorporarse al mundo profesional en el AS Cannes a principios de los años 1990.

Desde entonces, Fernández siempre ha seguido con cariño la progresión de su antiguo discípulo, que llegó a convertirse en el mejor jugador del mundo y que quizás sea proclamado dentro de pocos días mejor entrenador del planeta en la ceremonia de The Best FIFA Football Awards™.

Así pues, FIFA.com no tuvo que insistir mucho para convencer a Luis Fernández de que nos hablase del actual entrenador del Real Madrid. “No tengo más que cosas positivas que decir de este muchacho”, adelanta. Tenemos la prueba en esta entrevista.

Luis, al final de su carrera usted compartió vestuario en el AS Cannes con un joven centrocampista que estaba empezando la suya, Zinedine Zidane. ¿Qué recuerdos conserva de aquel momento?
En primer lugar, su familia siempre le había inculcado los valores del respeto. Eso se vio enseguida en el vestuario, cuando empezó a entrenar con el primer equipo. Es un chico que siempre tuvo ganas de aprender y de progresar. Y a día de hoy sigue siendo el mismo que jugó conmigo. Desprende la misma tranquilidad, la de un joven futbolista con la ambición de esforzarse, de triunfar, de mejorar su repertorio, de escuchar. Yo vi cómo empezaba, y luego asistí a su progresión como entrenador, como embajador, como personalidad del mundo del fútbol. Es alguien excepcional. Algunos se han limitado a juzgar un único gesto dentro del campo [su expulsión en la final de la Copa Mundial de la FIFA 2006™], pero eso no puede borrar toda la felicidad que nos ha dado.

Dentro de la cancha, ¿ya tenía sentido táctico o es algo que adquirió cuando decidió ser entrenador?
Cuando uno juega no tiene un verdadero sentido táctico. Pero él poseía una inteligencia en el juego, en la ubicación, en los gestos. Ya tenía esa capacidad de progresar a través del trabajo. Tenía sus cualidades naturales, pero quería mejorarlas. Y sin eso no hubiera triunfado. Luego mejoró también las cualidades tácticas a base de trabajo, de fijarse y de escuchar. Es una persona que se fija, que no mira a la gente por encima del hombro, ni que cree saberlo ya todo o que da lecciones de fútbol. Es alguien que respira y que ama el fútbol.

"Felicitaciones a nuestro Zizou. Mucha gente tenía dudas sobre tu capacidad para ser entrenador. Hoy probablemente tengan tiempos difíciles". 

Cuando empezó a sacar los diplomas, y luego a entrenar al filial del Real Madrid, muchos decían que se equivocaba de camino, que no tenía la personalidad para ello. Usted, en cambio, ya predijo en ese momento que triunfaría.
Si escuchamos todas las burradas que se dicen... El 80% de las cosas que se dijeron de él estaban fuera de lugar. Mucha gente tiene un don para juzgar incluso antes de esperar a ver cómo lo hace una persona, y se precipita basándose en un elemento de la personalidad. Dentro del campo, Zizou tenía carácter, aunque también es una persona con una faceta reservada y tranquila. Algunos pensaban que no tenía personalidad ni carácter, que iban a poderle los egos de unos y otros. Y dio una lección a todos sus detractores, que tienen el don de juzgar sin esperar a mirar.

Su nombre, su pasado y lo que simboliza para el club, ¿le han ayudado a triunfar en el Real Madrid?
Es un club en el que ya se había asentado. Es "su club", en el que ha sido jugador, director deportivo, embajador. Es un símbolo. Lo fue Di Stéfano, y lo es Zidane. En España nos gustan estos jugadores que han hecho historia, que se vincularon a su club. Como jugador, ganó la Copa de Europa, se hizo entrenador y volvió a darles la Copa de Europa. ¡Imagínense el nombre que tiene Zidane en Madrid! Es una leyenda de la entidad. Y será para siempre alguien extraordinario. Pero, además, tiene la capacidad de adaptarse. Gracias a su inteligencia, su pericia, lo aprendió todo, lo observó todo, lo conocía todo de este club. En el Real Madrid está en su casa.

¿Es más fácil debutar en el Real Madrid y entrenar a grandes jugadores? ¿Hubiera triunfado igual en un club que pelease por la permanencia o que estuviese recomponiéndose?
Hay quien dice que es fácil porque no tiene más que grandes futbolistas. ¡Como si fuese fácil entrenar a los grandes futbolistas! ¿Y los que pasaron antes que él y no triunfaron con esos grandes futbolistas? Acertó al empezar entrenando al Castilla. Dirigir a un filial no resulta fácil. Allí aprendió a organizar sesiones de entrenamiento, a prepararse. Eso le permitió descubrirse, progresar, tener una imaginación mayor antes de hacerse cargo del primer equipo.

Zidane figura entre los finalistas al Premio The Best al entrenador de la FIFA de fútbol masculino, con Antonio Conte y Massimiliano Allegri. En su opinión, ¿es el mejor entrenador del mundo a día de hoy? ¿O en cualquier caso mejor que Allegri y Conte?
¡Claro que sí! Son estilos diferentes. Conte es una persona a la que aprecio, que tiene un sistema y una animación del juego que le han hecho triunfar en Italia y en Inglaterra, dejando su impronta. Y Allegri también. No era fácil ir la Juve después de Conte, y él ha triunfado. No es algo que pueda hacer cualquiera. Pero el club más expuesto del mundo es el Real Madrid. Digamos que son el Real Madrid y el Barça. Están Ronaldo y Messi, y estos dos jugadores, para que puedan triunfar, necesitan un entrenador que sepa comprenderlos. No quiero citarlos, pero hay varios que se han estrellado... Zizou no se estrellado. Ha ganado dos títulos europeos, la liga, acumula trofeos. En mi opinión, es el mejor entrenador del mundo. Ha sabido imprimir sus ideas, su forma de pensar, se ha adaptado a una plantilla con egos, ha puesto en valor a jóvenes. Nadie lo dice, pero consiguió que explotasen jóvenes como Isco, Vázquez, Asensio, o actualmente Ceballos, Mayoral, Nacho. Y eso es también lo fantástico de su trabajo. La valía de un entrenador se ve también por su capacidad de dar valor a todos sus jugadores, y no solo a las estrellas. Lo que él hace es excepcional.