• Lloyd ganó el Premio The Best a la jugadora de la FIFA 2016 
  • Analiza las cualidades necesarias para ser la mejor futbolista del mundo
  • Destaca la elección de Londres como sede de la segunda edición

El nombre de Carli Lloyd se convirtió en historia de The Best FIFA Football Awards tras ser ella la ganadora de la primera edición del Premio The Best a la jugadora de la FIFA en 2016.

A sus 35 años, la campeona del mundo hace dos años, ha vivido un 2017 lleno de nuevos desafíos. En febrero, fichó por el Manchester City y recaló por primera vez en un club de fuera de Estados Unidos. La centrocampista norteamericana contribuyó a que la escuadra citizen alcanzase las semifinales de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA 2016/17 y conquistase su primera Copa inglesa.

Tras conocerse que Londres albergará la próxima edición de los The Best FIFA Football Awards, FIFA.com dialogó con Lloyd acerca de la sede y lo que se necesita para ganar el prestigioso premio.

¿Qué le parece que Londres vaya a albergar los The Best FIFA Football Awards y qué significa para usted participar en el acontecimiento?
Me hace mucha ilusión. Fiché por el Manchester City hace poco y en los meses que llevo en Manchester he podido disfrutar de la cultura inglesa y de la oportunidad de jugar en este club. Este es un país muy futbolero, así que el hecho de que los premios se celebren en Londres y que se fomente de este modo el fútbol y su modalidad femenina es algo fantástico para este deporte y en todos los sentidos.

¿Qué le pareció la anterior edición de los premios, que se celebró en Zúrich? ¿Cuál fue para usted el momento más destacado de aquellos días?
Para mí, el momento más destacado del viaje fue ¡ganar el premio! A un acontecimiento de estas características siempre vas sin saber muy bien qué esperar. No sabes lo que va a ocurrir ni si tu nombre va a ser el elegido, pero lo que está claro es que fue un momento especial para mí. Quizá el otro momento más destacado del viaje fue el partido de leyendas que jugamos, en el que tuve ocasión de conocer a (Diego) Maradona. Fue algo muy especial.

Usted es la capitana de su selección nacional, por lo que le corresponde votar para el premio The Best a la jugadora de la FIFA. A la hora de emitir su voto, ¿cuáles son los criterios por los que se guía? 
Como capitana tengo el privilegio de contribuir con mi voto a elegir a la mejor jugadora del mundo, pero a veces no me decanto necesariamente por la opción que pueda parecer más obvia. En mi opinión, para ser la mejor del mundo, una jugadora tiene que reunir muchas características diferentes. Debe ser una futbolista completa, lo cual no significa necesariamente que tenga que marcar todos los goles o llevarse toda la gloria, sino que ha de demostrar sobre el terreno de juego que posee inteligencia táctica, capacidad técnica, madurez mental y carácter. Desde mi punto de vista, la mejor jugadora del mundo debe contar con todas estas cualidades tan importantes.

¿Cree que tiene posibilidades de volver a ganar el premio este año? ¿Piensa que habrá alguna sorpresa entre las nominadas?
Este año, el premio The Best va a depender de muchos factores. Hay que tener en cuenta los resultados que se han registrado en la Liga de Campeones y lo que ocurra en la Eurocopa. En cuanto a la selección estadounidense, este año no disputamos ningún gran certamen, pero estamos participando en competiciones de categoría.

Me quedan un par de años como futbolista en activo, y espero volver a estar entre las nominadas y con opciones de ganar al menos una vez más. Lógicamente, conquistar un Mundial y unos Juegos Olímpicos con la selección es muy importante, así que, a la hora de la verdad, para mí todo se reduce a salir al campo a tratar de mostrar mi mejor versión y seguir mejorando, pero me encantaría tener la oportunidad de volver a ser candidata al premio.

Estoy segura de que tanto entre las diez como entre las tres mejores va a haber mucha competencia, con jugadoras jóvenes y veteranas, pero todo dependerá de lo que haya pasado a lo largo del año. Habrá que esperar para ver qué ocurre.