• El cañonazo de Nemanja Matic en Wembley, nominado al Puskás 
  • Fue en la semifinales de la FA Cup. Puedes votar por él aquí
  • Matic: "Un gran gol, pero no el mejor que he marcado"

En abril de 2017, el Chelsea se clasificó para la final de la Copa de la FA inglesa con un victoria por 4-2 sobre uno de sus rivales londinenses, el Tottenham Hotspur. Aquella noche, un gol destacó muy por encima del resto: el impresionante zurdazo del internacional serbio Nemanja Matic, que sentenció la victoria por 4-2 de los Blues en Wembley a lo grande, y que ahora compite por el Premio Puskás de la FIFA 2017.

Matic, prácticamente solo fuera del área, recibió un balón del mediocampista belga Eden Hazard y descerrajó un cañonazo con la zurda contra el que nada pudo hacer el guardameta Hugo Lloris. Nada más chutar el balón, el actual jugador del Manchester United, de 29 años, ya sabía que el remate acabaría en el fondo de las mallas.

"En esos momentos supe que era gol", declaró Matic después de aquella semifinal. "Pero lo más importante es que ganamos el partido".

Todo Wembley se quedó con la boca abierta, aunque ningún rostro expresó mejor las emociones desatadas en aquel instante, desde asombro hasta alegría en estado puro, que el de Kurt Zouma, compañero del serbio en el Chelsea. La reacción del jugador francés, que observaba el partido desde el banquillo, se hizo viral en las redes sociales.

Por consiguiente, la sorpresa fue mayúscula cuando Matic, quien con aquel trallazo contra los Spurs puso fin a su propia sequía goleadora de 350 días de duración, aseguró a la prensa después del encuentro que su soberbio gol en Wembley no había sido el mejor de su carrera.

"Estoy contento porque ha sido un gol fantástico, pero no el mejor que he marcado. Anoté uno mucho más potente en un derbi entre el Benfica y el Porto… Por eso diría que posiblemente este sea mi segundo mejor gol".

El tanto al que se refería Matic, otro zurdazo increíble en un derbi muy reñido, también se hizo merecedor de una nominación al Premio Puskás. Aquel disparo sensacional otorgó al mediocampista de contención el segundo puesto en la edición de 2013, por detrás de Zlatan Ibrahimovic, su futuro compañero en el Manchester United, y por delante de Neymar.

El de Wembley se convertiría en uno de los últimos goles de Matic para el Chelsea. Con los Blues, el serbio vio puerta por última vez contra el Middlesbrough, justo antes de coronarse campeón de la Premier League inglesa en el partido siguiente, contra el West Bromwich Albion.

Su fichaje por los Diablos Rojos lo llevó a compartir club con su antiguo entrenador en el Chelsea José Mourinho. Desde entonces, Matic se ha afianzado como uno de los jugadores preferidos de la afición de Old Trafford.

"Me lo llevé a Stamford Bridge porque pensé que tenía cualidades especiales y, desde que llegué aquí, siempre he pensado que sería un jugador perfecto para el United", comenta Mourinho. "Ahora ya lo tenemos y estamos encantados, porque es el hombre que nuestro equipo necesita".

Un jugador con cualidades especiales capaz de marcar goles especiales. ¿Merece Matic el Premio Puskás de la FIFA 2017? El 23 de octubre, en la ceremonia de los The Best FIFA Football Awards™, conoceremos al ganador. Vota ya por tu favorito.