• Es candidata a The Best al entrenador de la FIFA 2017 de fútbol femenino
  • La londinense ha ganado dos títulos de liga con el Chelsea
  • Nos habla del amor por su oficio y de la pasión de su ciudad por el fútbol

Emma Hayes se da cuenta ahora de que nació para entrenar. "Ya cuando iba a la escuela hacía cosas como premios de liderazgo deportivo, actividades que conllevaban organización y enseñanza", rememoró la técnica del Chelsea Ladies. "Ahora no podría imaginarme haciendo otra cosa".

Y si bien describe el suyo como "el trabajo para el que estoy hecha", el destino no parecía estar de su lado. "De niña nunca creí que esto pudiese tener futuro para mí", admitió a FIFA.com. "Me encantaba el fútbol y lo practicaba, pero asumí que sería un pasatiempo. En aquella época las mujeres no se ganaban la vida con esto".

El punto de inflexión llegó a raíz de un hecho devastador, una lesión de tobillo que la obligó a dejar de jugar a los 17 años. "Me quedé destrozada. Pero si algo me impulsó a convertirme en entrenadora fue esa lesión".

Decidida a seguir en el mundo del fútbol, Hayes comenzó a hacerse con un impresionante currículum. Y de repente, apenas cumplidos los 20, tomó una arriesgada decisión profesional: "Agarré 1.000 libras y mi mochila y me fui a América. En aquel momento no vi ninguna oportunidad en Inglaterra, así que me marché con el objetivo de conseguir un trabajo", explicó.

"Aunque parezca increíble, mi gran ambición por entonces era convertirme en seleccionadora de Estados Unidos. ¡Apuntaba alto! No sucedió, pero trabajar allí, ver cómo se acogía a las mujeres en la profesión, me inspiró. Allí progresé más rápido que en cualquier otra parte y para cuando cumplí los 25, ya estaba entrenando a equipos semiprofesionales. Tengo mucho que agradecerle a América".

Hayes y los técnicos que más le han influido

  • Tony DiCicco: "Tuve mucha suerte de ser compañera y amiga de Tony. Fue un pionero en el fútbol femenino, una gran persona y un gran mentor y maestro para mí".
  • Vic Akers: "Vic fue un adelantado a su tiempo en lo que respecta a establecer estándares profesionales, incluso cuando las jugadoras no eran profesionales. Fue una bendición trabajar junto a él como asistente en el Arsenal".
  • Jose Mourinho: "Respeto profundamente su mentalidad y su capacidad para adaptarse tácticamente de un partido al siguiente".
  • Arsene Wenger: "Inventó un tipo de fútbol inigualable. En su estilo hay una creatividad que sin duda me ha influenciado y que admiro enormemente". 
  • Antonio Conte: "He tenido la suerte de verlo construir un sistema y una forma de hacer las cosas aquí en el Chelsea. Ver a los mejores en acción es uno de los grandes privilegios de este trabajo".

El Chelsea estará igualmente agradecido por la formación americana que convirtió a Hayes en una de las técnicas más destacadas del mundo. Como reconocimiento a su reputación y a sus títulos, el mes pasado fue nominada al Premio The Best al entrenador de la FIFA 2017 de fútbol femenino.

Y pese a que nuestra protagonista describe su presencia en la lista como "un verdadero honor", no es la adulación o la gloria lo que la mantiene al pie del cañón en este oficio que tanto ama. "¿Qué es lo mejor de entrenar? La gente", aseveró sin el más mínimo atisbo de duda.

"Me encanta la gente. Es una ocupación exigente, pero tocas la vida de las personas, con suerte para bien, y eso es algo que realmente me encanta. Cuando ves chicas que juegan con su país o que ganan medallas, después de ver todo por lo que han pasado, no hay nada más gratificante que eso".

Londres, escenario de la ceremonia de The Best FIFA Football Awards
"Soy londinense de pro y creo que es genial. Londres es una ciudad que realmente lleva el fútbol en el corazón. Lo comprobé cuando de pequeña solía ir a los diferentes estadios. Una semana iba al del Queens Park Rangers, la siguiente al del Barnet y la siguiente a otro distinto. Cada comunidad tiene un club por bandera. Puede que Londres sea una ciudad grande y cosmopolita, pero aquí el fútbol sigue dominando gran parte de la cultura".
Emma Hayes.