• Sebastian Vettel es cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1
  • Es un gran aficionado al fútbol y seguidor del Eintracht de Frankfurt
  • Analiza las similitudes entre el mundo de fútbol y la Fórmula 1

Sebastian Vettel sabe muy bien lo que significa ser el mejor. No en vano, el piloto alemán conquistó cuatro títulos mundiales de Fórmula 1 consecutivos entre 2010 y 2013, una gesta que lo sitúan entre los más grandes del automovilismo. Así, es una voz autorizada para analizar qué necesitas un deportista para alcanzar la excelencia en cualquier disciplina.

Gran aficionado al fútbol y seguidor del Eintracht de Frankfurt alemán, el piloto de 30 años, que visitó recientemente la sede de la FIFA en Zúrich, nos explica qué cualidades considera indispensables para rendir al máximo en cualquier deporte.

“Mucho talento. Ésa es la condición sine qua non”, afirma en su entrevista con FIFA 1904. “A partir de ahí, todo depende de cuánto quieras esforzarte por seguir evolucionando. Hay muchos que se contentan con llegar a ser profesionales, pero es precisamente en ese momento cuando tienes que prestar atención a los detalles para continuar con tu progresión. Es el único modo de llegar a cotas a las que nadie ha llegado antes. Tarde o temprano, el esfuerzo siempre tiene su recompensa”.

Los mejores del fútbol
El lunes 23 de octubre, el mundo del fútbol distinguirá en el histórico London Palladium a las figuras que han sobresalido este último año en la segunda edición de los The Best FIFA Football Awards™.

A Vettel le resulta difícil decidirse: “Hay muchos motivos por los que Lionel Messi y Cristiano Ronaldo han acaparado el premio al mejor jugador del planeta en los últimos años. Es extraordinario mantener semejante regularidad al máximo nivel”, apunta Vettel. “¿Quién es mejor? La pregunta no es fácil. Tal vez Messi sea el futbolista con más talento de los dos, mientras que Cristiano Ronaldo es quien más se esfuerza y un deportista más completo”.

“Este monopolio en la cumbre del fútbol me recuerda mucho al tenis, deporte dominado durante años por los mismos cuatro protagonistas. Lógicamente, los tenistas que ocupan la quinta, sexta y séptima posición también son buenos, pero hace falta algo más para llegar a lo más alto. Al menos si quieres mantenerte durante un espacio prolongado de tiempo, claro”.

Mundos similares
Para los menos expertos, conducir un coche a toda velocidad no tendrá, seguramente, demasiadas similitudes con la habilidad con los pies y la condición física necesarias en el fútbol. Sin embargo, Vettel considera que las exigencias del mundo del automovilismo no distan mucho de los numerosos retos a los que se enfrentan diariamente los futbolistas profesionales, así como otros deportistas de élite.

“Cuanto más tiempo llevas en esto como deportista profesional, más notas la conexión con deportistas de otras disciplinas. Yo intento aprender de ellos”, admite Vettel. “Lo que me ha forjado y todo aquello con lo que debo lidiar afecta también a otros deportistas profesionales. Algunos dan patadas a un balón, otros se sientan al volante, pero los retos del día a día son los mismos. El entrenamiento, la disciplina y la fortaleza mental son importantes para cualquier deportista”.