La FIFA encargó el diseño de un nuevo trofeo recubierto de platino para condecorar a los mejores en la gala inaugural de los The Best FIFA Football Awards™. La estatuilla, idéntica para los entrenadores y jugadores de fútbol masculino y femenino premiados en la ceremonia, tiene una forma que recuerda al icónico trofeo de la Copa Mundial de la FIFA, en un homenaje a la tradición con un diseño contemporáneo y dinámico. El nuevo galardón cobró forma gracias a los diseños de la artista croata Ana Barbic Katicic.

"Lo que ha inspirado el diseño de este trofeo es la idea de honrar a los mejores jugadores del mundo para la FIFA", explica Katic. "Compartíamos la misma opinión de que no debíamos apartarnos de las convenciones clásicas, y debíamos respetar la identidad de la FIFA que todos conocemos".

El diseño, en el que el balón empleado en la primera final de la Copa Mundial entre Uruguay y Argentina en 1930 corona el elegante cuerpo, lo hizo realidad la empresa Adon Production AG, con sede en las afueras de Zúrich. El trofeo, que mide 310 milímetros y pesa 6,4 kilogramos, consiste de cinco partes: la parte inferior, la base, una pieza de carbono sobre la base, el cuerpo y el balón. En la creación de esta última parte se empleó tecnología de última generación, propia de la industria aeroespacial y de la Fórmula 1.

"El balón de la parte superior del trofeo representa la historia del fútbol y también la historia de la FIFA", señala Zvonimir Boban, secretario general adjunto de fútbol de la FIFA. "Creo que es un modo de contar la historia precioso; demuestra respeto hacia las tradiciones futbolísticas, al tiempo que mantiene un aspecto moderno. Esto lo convierte en un trofeo puramente postmoderno".