Después de que Marta ganara cinco premios consecutivos entre 2006 y 2010, nadie había logrado mantenerse en el trono femenino hasta ahora. La estadounidense Carli Lloyd repitió como mejor jugadora del mundo en 2016 tras haber conquistado el puesto también en 2015. "En 2017 quiero ser todavía mejor", advirtió la futbolista.