Se quedó sin palabras y la tecnología le jugó una mala pasada. Mohd Faiz Subri recogió en Zúrich el Premio Puskás de la FIFA 2016