El Al Ahli aspira a la corona continental
© AFP

La ciudad saudí de Yeda espera con impaciencia el clásico más importante de su historia. Al Ahli y Al Ittihad se enfrentan por primera vez en semifinales de la Liga de Campeones de la AFC, una eliminatoria cuyo vencedor tendrá la oportunidad de disputar la final del torneo de clubes más prestigioso de Asia y, por qué no, de representar a todo el continente en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012.

Un clásico crucial
Este choque reviste una importancia capital para los dos conjuntos de Yeda, que se emplearán a fondo para poder enarbolar el pabellón de Arabia Saudí en la final de la Liga de Campeones de la AFC. El reto, no obstante, posiblemente sea mayor para el Al Ahli que para su adversario. La entidad, fundada en 1937, atesora innumerables títulos nacionales y regionales, pero no ha ganado nunca un trofeo continental.

El Al Ahli fue el primer equipo árabe que jugó una final de la Copa de Clubes de Asia, en 1986. Por desgracia, no supo aprovechar la ocasión, y tuvo que despedirse del sueño de alzar el título ante su público al caer a manos del Busan I'Park surcoreano (1-3). Ahora su motivación será mayor si cabe, puesto que pasó muchos años sin disputar este certamen, hasta regresar a él ya con el nombre de Liga de Campeones de la AFC, y su actual formato.

Después de tres participaciones infructuosas en 2005, 2008 y 2010, el Al Ahli ha conseguido invertir la tendencia este año, al salir indemne del Grupo C y obtener luego el pase para cuartos de final en casa del Al Jazira, su vecino emiratounidense. A continuación ofreció su mejor imagen frente al Sepahan iraní, al imponerse por 4-1 en la vuelta tras empatar a cero en el encuentro de ida. La estrella del equipo, Taysir al Jassim, compartió sus impresiones después del triunfo logrado en los penales sobre el Al Jazira: “Ha sido un partido difícil. Hemos luchado hasta el último segundo, como de costumbre. Uno de los secretos de nuestro éxito es nuestro afán inquebrantable de llegar lo más lejos posible en esta competición”.

Duelo de rivalidad asiática
Con esta clasificación para semifinales, el Al Ahli está de nuevo a las puertas de la final, 26 años después de aquella dolorosa derrota. Así pues, sus jugadores se entregarán al máximo en esta contienda ante su acérrimo rival, el Al Ittihad. Este derbi tendrá un sabor especial para los seguidores del Al Ahli, ya que permitirá al ganador establecer su supremacía en la ciudad y hará las delicias de la mitad de sus habitantes, apasionados por el fútbol. El Al Ahli tiene también la ocasión de emular a su oponente, que ya se ha adjudicado dos Ligas de Campeones de la AFC consecutivas y ha tenido el honor de actuar en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

Todos estos ingredientes deberían servir para agudizar todavía más el apetito del equipo, que aspira a prolongar la buena línea del año pasado, que le llevó a pugnar por el título nacional con el Al Shabab hasta la última jornada. Además, sus jugadores se medirán ahora sin complejos al Al Ittihad, tras vencer en la primera vuelta de la última campaña (3-1) y poner así fin a una serie de cuatro derrotas seguidas en la liga. Por último, el Al Ahli conquistó la edición más reciente de la Copa de Campeones, pero no tuvo una trayectoria en absoluto fácil.

Aunque el clásico de Yeda sea una cita habitual, el hecho de que esta vez vaya a producirse en el panorama asiático le otorga una nueva dimensión. El ganador tendrá el aliciente adicional de haber privado a su rival de una plaza en la final de la prueba más prestigiosa del continente.

El Príncipe Fahd Ben Khaled, Presidente del Al Ahli, ha subrayado la relevancia de esta confrontación: “Los dos partidos van a ser complicados, lo importante es clasificarnos. Debemos mantener la deportividad y desear suerte al ganador, esperando que al perdedor le vaya mejor la próxima vez”.

Un arsenal ofensivo
El Al Ahli presenta como baza un ataque temible, confeccionado por el entrenador checo Karel Jarolim la temporada pasada, y caracterizado por el intercambio de posiciones entre sus integrantes, lo que complica la tarea de las defensas contrarias. El técnico analizó este aspecto después de la victoria obtenida sobre el Sepahan: “He hecho participar a todos los delanteros para que estén listos para los próximos compromisos. El camino va ser largo, y vamos a necesitar todos nuestros recursos ofensivos”.

El tándem compuesto por el brasileño Victor Simões y el omaní Amad al Hosni ha dado mucho que hablar, con diez goles (seis y cuatro, respectivamente) de los 17 anotados por el equipo antes de esta fase. Sus rápidos desplazamientos en el área y su capacidad para marcar desde todas las posiciones dan confianza al plantel. Hasta la fecha, Simões ha visto puerta en todos los encuentros, mientras que Al Hosni brilló en octavos y cuartos de final, al perforar la meta contraria en tres ocasiones.

El astro brasileño se lesionó en el partido de vuelta ante el Sepahan, pero se aguarda que esté recuperado para el clásico. Al Hosni, por su parte, atraviesa un momento dulce, con el nacimiento de su primer hijo y los buenos resultados de su país en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Ya ha manifestado en muchas ocasiones su determinación de conducir al club hasta la final de la Liga de Campeones de la AFC.

El Al Ahli tendrá también a su disposición la eficacia de un mediocampo ofensivo en el que Taysir al Jassim lleva ya una temporada destacando, junto al extremo Abdulrahim Jaizawi, autor de tres dianas. Ambos constituyen además los apoyos perfectos para la punta de ataque de los suyos. El argentino Diego Morales, llegado este verano procedente de Tigre, será otro elemento decisivo para crear peligro entre la retaguardia contraria.

A 24 horas del saque inicial del clásico de Yeda, la gran incógnita es pues saber si el Al Ahli será capaz de doblegar a su vecino, y dar así un paso importante hacia el ansiado título, o tendrá que contentarse con una buena temporada, pero sin poder desquitarse de anteriores reveses.