Gomaa: "Sería un milagro, pero podemos"
© AFP

El coloso egipcio Al Ahly aún cree que puede alargar su ristra de seis triunfos en la Liga de Campeones de la CAF cuando este sábado se enfrente al Esperance pese al pobre resultado cosechado en la ida. El desenvuelto equipo tunecino, que ambiciona aferrar su segundo cetro continental consecutivo, arrancó un valioso empate 1-1 contra los Diablos Rojos en Alejandría, lo que le coloca en posición de ventaja para retener la corona.

El rocoso defensa de 37 años Wael Gomaa aseguró a FIFA.com, sin embargo, que el Al Ahly aún podía obrar un milagro y hacerse con la estatuilla pese a los problemas que están entorpeciendo su campaña, entre ellos la paralización actual del fútbol egipcio. Gomaa llegó al club cairota procedente del Ghazl El-Mahalla en 2001, y desde entonces ha sido uno de sus pilares más sólidos. De ganar la final, se convertiría en el primer jugador que conquista por quinta vez el título de la Liga de Campeones africana, tras su encumbramiento continental con el Al Ahly en 2001, 2005, 2006 y 2008.

¿Qué errores cometió  el Al Ahly para obtener ese decepcionante resultado en el partido de ida y cuáles debería evitar para ganar la final en Túnez?
No creo que podamos decir que cometimos errores, ni creo que se pueda echar la culpa a ningún jugador. Jugamos lo mejor que pudimos y dominamos el partido. Según las estadísticas, el Esperance sólo tuvo dos ocasiones y acertó una de ellas. Nosotros simplemente tuvimos mala suerte en las muchas ocasiones que creamos y que no pudimos materializar. Necesitamos un poco más de fortuna en el choque de vuelta.

La defensa del Al Ahly ha sido criticada por recibir 10 goles en nueve partidos desde que comenzó la fase de grupos. ¿Usted cree que la retaguardia de su equipo ha estado floja?
No creo que podamos decir que haya un problema defensivo grave; es muy normal que un equipo como el Al Ahly cometa errores al lanzarse al ataque para marcar. Si no recuerdo mal, el Esperance también ha concedido siete tantos en el torneo hasta la fecha. Eso no es problema, siempre que puedas crear oportunidades en la portería contraria. Y cuando te esfuerzas por acertar arriba es lógico que cometas algunos fallos abajo.

¿Adoptará el Esperance una estrategia cautelosa, dado que el empate a cero le daría el título? ¿Cómo podría afectar eso a las opciones del Al Ahly en la segunda manga?
No creo que salgan a por el empate. Tendrán miedo de que se repita lo que ocurrió en 2006. Aquel año conseguimos un gol tardío contra el Sfaxian en Túnez y levantamos el trofeo después de empatar 1-1 en la ida en Egipto. Incluso sin su director de juego Youssef Msakni, el Esperance sigue siendo peligroso por su funcionamiento colectivo, igual que nosotros. Pero nuestros delanteros son mejores, de modo que si ellos atacan con la intención de evitar el destino del Sfaxien, nosotros podremos aprovechar mejor los huecos y abrir brecha.

Sería un milagro que ganáramos este trofeo por los muchos problemas que nos aquejan. No tenemos liga, ni partidos, ni seguidores; desde luego que todo eso nos está pasando factura.
Wael Gomaa, jugador del Al Alhy.



¿Influirá en el rendimiento del Al Ahly la presión de los seguidores del Esperance, cuyo número se espera que sobrepase al de los aficionados que asistieron al encuentro de ida?
Creo que la presión de los seguidores se hará sentir más sobre el propio Esperance si logramos marcar primero.

¿Qué probabilidades cree que tiene el Al Ahly de ganar la competición?
Nuestra tarea no será fácil. Sería un milagro que ganáramos este trofeo por los muchos problemas que nos aquejan. No tenemos liga, ni partidos, ni seguidores; desde luego que todo eso nos está pasando factura. Para estar perfectamente preparado, el equipo debería estar compitiendo regularmente, pero ahora no es el caso.

¿La posibilidad de comparecer en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA por primera vez desde 2008 da a los jugadores del Al Ahly más ganas de ganar la Liga de Campeones?
Por supuesto que es una fuente de motivación adicional, pero también estamos deseosos de ganar la competición por los caídos en el desastre de Puerto Said. Por eso hemos llamado a esta campaña "la competición de los mártires".

En cuanto a la selección de Egipto, ¿cree que podrá clasificarse para la Copa Mundial de la FIFA 2014™ pese a los problemas que ha mencionado?

Por fortuna, no jugaremos ningún partido de competición hasta marzo de 2013. Ahora mismo nos encontramos en una situación difícil por la suspensión del campeonato nacional. Si no hay liga esta temporada, no tendremos más remedio que celebrar concentraciones sucesivas a fin de prepararnos para los clasificatorios que nos quedan.

¿Cómo valora el trabajo que está haciendo el técnico Bob Bradley al frente del combinado nacional egipcio?
Es un valiente. Su determinación de seguir adelante contra viento y marea demuestra su pasión por la aventura y su empeño por triunfar.