Torres: "Aprovechar esta oportunidad"
© Getty Images

Cualquier futbolista que hubiese ganado una Copa Mundial de la FIFA™, dos Eurocopas, una Liga de Campeones de la UEFA y una FA Cup podría darse por satisfecho con lo conseguido hasta entonces en su carrera.

Sin embargo, Fernando Torres, por quien el Chelsea FC pagó 50 millones de libras en enero de 2011, todavía tiene cosas que demostrar. Y aún le quedan también trofeos por ganar, empezando por la Copa Mundial de Clubes de la FIFA que se celebra este mes en Japón.

En una entrevista exclusiva con FIFA.com, el delantero español habla de la cita nipona, el aliciente que suponen torneos como este o la Copa FIFA Confederaciones y su contribución al dominio de la Roja en el fútbol mundial.

Fernando, ¿ya ha caído en la cuenta de que ha ganado la Liga de Campeones?
Uno tiene suerte si puede ganar la Liga de Campeones una vez en su carrera. Si se tiene mucha suerte, quizás más: hay compañeros míos de la selección que la han ganado dos o tres veces. Ganar una Liga de Campeones es increíble, es algo de lo que uno va a estar orgulloso siempre, y que mostrará a todo el mundo. Al retirarse, puedes volver la vista atrás y ver la final de la Liga de Campeones como uno de los momentos culminantes de tu carrera.

¿Hasta qué punto será una experiencia distinta la Copa Mundial de Clubes de la FIFA?
Nunca hemos estado allí, y en Asia siempre hay un ambiente totalmente distinto, no solo en el público, también en las condiciones climáticas, sobre todo, y la forma en que enfocan la competición los equipos sudamericanos. Vamos a prepararnos psicológicamente, esperamos llegar allí en condiciones de adaptarnos y centrados para ganar el torneo, y tomárnoslo en serio, como debemos hacer. Creo que es uno de los principales objetivos que debemos tener esta temporada, si no ganamos la Liga de Campeones no volveremos a jugarlo, y si ya es complicado ganar la Liga de Campeones ganar estos partidos resulta más difícil todavía, porque todo el mundo sabe que los equipos sudamericanos, los asiáticos y los demás se lo toman mucho más en serio que los europeos. Ojalá no sea así esta temporada.

¿Cuánto sabe de los rivales que pueden encontrarse en Japón?
Conozco más al Corinthians que a los demás. Lo vimos la temporada pasada contra el Santos en semifinales, y algún partido más. Tiene grandes jugadores, como siempre ocurre con los equipos brasileños. A lo mejor, si juegan contra el Chelsea, todo el mundo los verá, y tendrán la oportunidad de venir a Europa. Para ellos supone un gran escenario, y eso para nosotros es muy peligroso.

Aun así, ¿el Chelsea es favorito?
Debería serlo, pero, para mí, ser favorito no significa nada. Lo único que puede aportarte es más presión. Al final no importa si uno es favorito o no, hay que demostrarlo dentro del campo.

¿Está disfrutando al ser el principal delantero del Chelsea esta temporada?
Estoy muy contento, porque es lo que hacía antes, es el papel que me gusta tener. A nivel equipo aún nos quedan otras cosas que mejorar, pero creo que tenemos los jugadores necesarios, nos hace falta más tiempo.

A usted le debe resultar algo más fácil jugar con compañeros de tanto talento por detrás en ataque, ¿no?
Esta temporada estamos siendo muy buenos en defensa, puede que eso nos haya ayudado a ganar la mayoría de los partidos. Pero en la zona media tenemos una calidad enorme, y ese tipo de jugadores tienen que ser la clave para nosotros, porque debemos jugar para ellos, y los atacantes deben comprender qué les gusta hacer para marcar más goles. Es solo cuestión de tiempo y de entrenamiento, hasta llegar a compenetrarnos. Ya llevo muchos años jugando con [Juan] Mata en la selección, y estuvimos juntos el año pasado en el Chelsea. Pero Oscar y Eden [Hazard] acaban de llegar, y tenemos que entrenarnos más para mejorar.

¿Se siente reivindicado por su decisión de cambiar el Liverpool por el Chelsea?
Ya sabía que una de las principales razones por las que vine era que el Chelsea está peleando siempre por títulos. Tenía que ganar trofeos, porque es lo que te queda cuando lo dejas. En mi primera temporada completa ganamos la FA Cup y la Liga de Campeones, ¿qué más se puede pedir? Ahora tenemos la oportunidad de ganar el Mundial de Clubes. Me quedan otros cuatro años de contrato, ojalá pueda ganar en estos cuatro años muchas más cosas además de la Liga de Campeones y la FA Cup, empezando por el Mundial de Clubes.

Usted lo ha ganado casi todo en su carrera. ¿Qué metas le quedan por alcanzar?
Muchos objetivos más: la Premier League sería asombroso, es un trofeo fantástico. La Capital One Cup, la Community Shield, esta temporada la hemos perdido, ojalá podamos disputarla de nuevo. Todavía quedan muchas cosas por ganar.

¿Cree que el estilo de juego español ha pasado a ser dominante en el fútbol mundial?
Para jugar con ese estilo, hay que tener los jugadores adecuados. Muchos equipos intentan hacer más o menos lo mismo, pero no lo conseguirán, porque les faltan esos futbolistas. Si se tiene a Xavi, [Andrés] Iniesta, [David] Silva, Mata, Cesc [Fàbregas], [Santi] Cazorla y muchos otros, puede hacerse. El Barcelona, con [Lionel] Messi y Alexis [Sánchez], puede. Pero si no tienes ese tipo de jugadores es muy difícil. Con España, a veces tenemos más del 80% de la posesión y este tipo de jugadores no pierden nunca la pelota, eso es casi imposible. Cuando no se tiene el balón hay que defender, y esa no es una de las virtudes de un equipo que intenta conservar la pelota. Creo que hay que adaptarse y jugar de la forma que más convenga con los jugadores que se tienen. La selección española y el Barcelona son excepciones.

¿Puede España ganar un cuarto torneo consecutivo en Brasil 2014?
¿Y por qué no? Ya hemos ganado tres seguidos. Ojalá ganemos la Copa Confederaciones este verano antes del Mundial, porque España nunca la ha ganado, así que también sería la primera vez en la historia de la Roja. Después, obviamente, el objetivo es Brasil 2014, iremos a intentar ganar el Mundial contra Brasil en su propio país. Ese sería el día más importante para España. Pero de momento hay muchas cosas que disputar antes, queda mucho para llegar a Brasil, y será muy difícil que no estemos ahí con la calidad de los jugadores que hay ahora en la selección española.

¿Ya tiene ganas de que llegue la Copa FIFA Confederaciones?
Puede que solo haya una oportunidad en la vida de jugar por trofeos como este. Ya estuvimos en Sudáfrica, y perdimos contra Estados Unidos en semifinales. Uno siempre quiere estar ahí, porque para poder jugar este torneo hay que ganar el Mundial o la Eurocopa. En mi caso y en el de los jugadores de mi generación puede que sea la última Copa Confederaciones que juguemos. Ojalá podamos ganarla. Quizás no sea uno de los trofeos más importantes para la gente, pero no se juega todos los años, por eso tenemos que estar ahí. Igual que con el Mundial de Clubes de Japón, quién sabe si volveremos a participar en ella, así que hay que conseguir esta.