La fiebre 'Blue' se expande por Japón
© Getty Images

A su llegada a Japón, el Chelsea FC ha sido objeto de una calurosa bienvenida por parte de un grupo de fieles seguidores, que confían en que una gran actuación del conjunto londinense en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA genere una oleada de fiebre Blue y aumente la afición a este club en tierras niponas.

Si bien la Premier League inglesa goza de bastante popularidad en Japón, gran parte de la cobertura mediática se centra en el Manchester United, que esta temporada ha fichado al delantero Shinji Kagawa, y en el Southampton, el equipo del defensa Maya Yoshida, que este verano guió a la selección olímpica hasta las semifinales en Londres.

Teruhito Komatsu, de 24 años, anhela con fuerza que el debut del Chelsea en la cita mundialista de clubes contribuya a que el campeón de Europa acapare más atención mediática. La pasión por el fútbol (y por el equipo londinense) de Komatsu, miembro del Club de Aficionados del Chelsea de Japón, nació gracias al mítico jugador de los Blues Gianfranco Zola. En la temporada 2002-03, Komatsu ni siquiera era aficionado al fútbol. Todo eso cambió cuando vio a Zola por televisión.

La depurada técnica del mediapunta italiano dejó asombrado a Komatsu y despertó su interés por el fútbol. Komatsu estudió este deporte tan exhaustivamente que, cuando era un estudiante universitario, ganó un concurso televisivo sobre fútbol. El premio que se llevó fue una entrada para la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2008 en Moscú, donde el Chelsea cayó frente al Manchester United.

“Todo fue gracias a Zola”, declaró a FIFA.com Komatsu, que ahora es uno de los accionistas de Chelsea Pitch Owners que comparten la propiedad del estadio de Stamford Bridge.

Este año, Komatsu estuvo en Múnich (esta vez pagándose él mismo el viaje) para ver cómo el Chelsea conquistaba su primera Liga de Campeones tras imponerse al Bayern de Múnich en la tanda de penales.

Al fiel hincha japonés le ofrecieron un empleo en la prensa futbolística tras sacarse el título universitario, pero en vez de aceptarlo, prefirió poner todo su empeño en ahorrar para vivir en Inglaterra. “Deseo de veras ver fútbol allí”, aseguró.

Antes de eso, podrá ver a los Blues en acción este jueves 13 de diciembre en Yokohama, cuando se enfrenten al Monterrey mexicano en un apetitoso duelo de semifinales. Según Komatsu, levantar este trofeo contribuiría sobremanera a hacer del Chelsea un equipo conocidísimo en Japón.

“Espero que el Chelsea gane un título que le haría pasar a la historia”, afirmó. “En comparación con el club de aficionados del Manchester United en Japón, somos muy inferiores en número. Cuando Luiz Felipe Scolari se convirtió en su entrenador, la prensa inglesa se entusiasmó con el ‘súper Chelsea’, pero en Japón lo veían como ‘nada del otro mundo’. Este torneo es una oportunidad fantástica para que el Chelsea recupere algo de terreno en ese aspecto”.

¿Despegue de popularidad?
Una opinión que comparte Ryota Matsumoto, un joven tokiota de 23 años que trabaja en la prensa futbolística, y que lleva unos 10 años apoyando al Chelsea. Matsumoto está afiliado al Club de Aficionados del Chelsea de Tokio, que cuenta con unos 100 socios, y que organiza reuniones para ver fútbol y torneos de fútbol sala contra otros clubes de hinchas japoneses.

“Mi recuerdo más grato fue cuando Chelsea TV hizo un reportaje sobre el club de aficionados de Tokio mientras estábamos viendo un partido. Incluso nos hicieron un hueco en la revista oficial del club. Veré jugar a los Blues en Yokohama, aunque es una lástima que John Terry no esté”, señaló Matsumoto en relación al capitán del Chelsea, que causó baja para el torneo por una lesión de rodilla.

Matsumoto, que afirmó que la primera camiseta del Chelsea que se compró fue la del centrocampista argentino Juan Sebastián Verón, espera que esta visita del cuadro londinense no sea la última.

“El Chelsea todavía está considerado como una especie de equipo menor aquí. Las noticias deportivas siempre encabezan con el Barcelona o con el Manchester United, porque Kagawa juega allí. Pero gracias a este torneo, el Chelsea está obteniendo mayor cobertura”, explicó Matsumoto. “Espero que haya más japoneses que apoyen al equipo. El Chelsea ha jugado en Corea del Sur y en otras naciones asiáticas en sus giras de pretemporada, pero nunca ha venido a jugar aquí. Si la población japonesa hace que el equipo sienta que es realmente bien recibido, espero que eso conduzca a que hagan una gira por aquí”.

Se espera que unos 200 seguidores del Chelsea de todo el mundo asistan a una fiesta en Tokio que tendrá lugar el sábado, la víspera de la final y del partido por el tercer puesto de la cita mundialista de clubes. Al igual que los demás hinchas del Chelsea, todos ellos cuentan con que Fernando Torres, Frank Lampard, Peter Cech y sus compañeros ofrezcan una actuación memorable que haga que la pasión por los Blues se dispare.