América copa los premios
© Getty Images

 A la conclusión de la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012, el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA ha elegido a Cassio mejor jugador del torneo. Su sensacional actuación y sus espectaculares paradas en el triunfo por 1-0 de su equipo sobre el Chelsea FC le han valido al guardameta brasileño del Corinthians el Balón de Oro adidas y el Premio TOYOTA. A continuación presentamos un resumen de los premios distribuidos en el certamen:

Balón de Oro adidas y Premio TOYOTA: Cassio (Corinthians)
El cancerbero del campeón de la Copa Libertadores fue el principal artífice del éxito de su equipo de camino a su segundo encumbramiento en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, cuyo trofeo ya levantó en el año 2000. En la semifinal contra el Al-Ahly, el meta oriundo de Veranópolis también mantuvo su portería a cero, pero en la final contra el Chelsea se superó a sí mismo y desesperó a los artilleros Blues con su hermetismo. El arquero de 25 años hizo varias paradas antológicas en la primera mitad. En particular, causó un revuelo de admiración entre el público del estadio de Yokohama al zambullirse para despejar lo suficiente con la punta de los dedos un disparo de Victor Moses que acabó estrellándose contra el poste. En la segunda mitad siguió defendiendo con uñas y dientes la ventaja de su equipo desbaratando una y otra vez las ocasiones del combinado inglés, sobre todo una clarísima en los últimos instantes a cargo de Fernando Torres, que remató a bocajarro pero no pudo superar los extraordinarios reflejos de Cassio. Ésta es la segunda vez, desde Rogerio Ceni (Sao Paulo FC) en la edición de 2005, que un guardameta brasileño obtiene el Balón de Oro adidas.

Balón de Plata adidas: David Luiz (Chelsea FC)
El internacional brasileño al servicio del Chelsea cayó derrotado en la final ante sus compatriotas, pero ha recibido el consuelo de levantar el Balón de Plata adidas. David Luiz relució en el triunfo en semifinales sobre el Monterrey desde una posición poco habitual para él, la de mediocampista defensivo, en la que fungió como eje de su equipo, robó innumerables balones y agilizó el funcionamiento ofensivo de los Blues con pases de tiralíneas a sus compañeros. En la final regresó a su posición acostumbrada de central, desde donde demostró por qué está considerado como uno de los mejores defensas del mundo, aunque con su desempeño no pudiera evitar la derrota azulona en la cumbre.

Balón de Bronce adidas: Paolo Guerrero (Corinthians)
El otrora delantero del Hamburgo ha asestado el gol del triunfo en dos encuentros: en la semifinal contra el Al Ahly, el internacional peruano marcó de cabeza el tanto del 1-0 favorable al Corinthians, y en la final repitió la hazaña contra el Chelsea. Guerrero no sobresalió sólo por sus goles, sino además por sus numerosas asistencias y porque fue un constante quebradero de cabeza para las defensas contrarias por su forma física, dinamismo y técnica. El Balón de Bronce adidas ha querido recompensar su extraordinaria labor.

Ganador del Premio Fairplay: Monterrey
El conjunto mexicano, vencedor de la Liga de Campeones de la CONCACAF, no sólo puede estar contento por su tercer puesto en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012 sino también por haber sido el equipo más limpio del campeonato. Los jugadores del Monterrey sólo vieron tres tarjetas amarillas en sus tres encuentros. La obtención de este galardón redondea la meritoria trayectoria de los mexicanos en la cita de Japón.