Tom de Mul: "No somos un rival fácil"
© FIFA.com

Bélgica tiene muchas razones para sentirse decepcionada por la derrota sufrida en su cita con Brasil. Los europeos hicieron un buen partido y llegaron incluso a marear a la Canarinha, pero al final cayeron por 1-0. Pero la mala suerte se cebó en ellos y, para colmo de males, se quedaron sin Vincent Kompany y Marouane Fellaini, expulsados por doble amonestación.

Uno de los jugadores más destacados del encuentro fue Tom de Mul, importantísimo por la presión que ejerció por la banda derecha, y un auténtico quebradero de cabeza para la defensa brasileña.
FIFA.com ha conversado con el mediocampista del prestigioso Sevilla español.

¿Cómo se siente tras la derrota de su equipo a manos de Brasil?
Obviamente, decepcionado. Jugamos muy bien durante los primeros 60 minutos, pero nos resultó muy difícil mantener el marcador a cero después de la expulsión de Vincent Kompany. Merecimos al menos un empate, pero acabamos sin nada. Creo que el momento decisivo fue la expulsión de Vincent, puesto que él es un defensa muy importante para nuestro equipo.

Antes del partido, para la prensa sólo contaban Ronaldinho y compañía. Parecía que Bélgica no existiera, casi no se mencionó su nombre.
Puede que se nos haya infravalorado un poco. Nosotros también tenemos un buen equipo, con jugadores de calidad que militan en grandes clubes. Es cierto que los brasileños tienen grandes estrellas, pero nosotros no somos un rival fácil. El partido de ayer es buena prueba de ello.

Su próximo rival es la anfitriona, China, que lógicamente tendrá al público de su parte. ¿Cómo afronta Bélgica este partido?
Para empezar, debemos sustituir a dos jugadores muy importantes. Pero tenemos un banquillo de gran calidad, así que eso no debería suponer un gran problema. Será un encuentro difícil. Los chinos están acostumbrados a este clima, pero nosotros sudamos muchísimo y perdemos mucho peso. Por si fuera poco, el público estará de su parte. No va a ser fácil. Creo que aquí no hay partidos fáciles. Nuestro principal objetivo es alcanzar la próxima ronda. Eso ya será un gran éxito.

Alejémonos un poco de los Juegos Olímpicos y echemos una mirada a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. En la ronda de clasificación les esperan España, actual campeona de Europa, y Turquía. No suena fácil tampoco...
¡Va a ser muy difícil! España ha demostrado su calidad y poderío en la Eurocopa, y Turquía llegó hasta las semifinales. Pero, como pueden observar, Bélgica dispone de muchos buenos jugadores jóvenes. Creo que el fútbol belga tiene por delante un gran futuro. Si logramos hacer un buen trabajo en esta competición, la moral de nuestra selección subirá como la espuma. También será muy positivo para la selección absoluta.

Usted forma parte de la plantilla del Sevilla desde el año pasado, pero hasta la fecha sólo ha jugado seis partidos con su club. ¿Cuáles son sus objetivos para la próxima temporada?
La pasada fue mi primera temporada en el Sevilla, y he tenido que acostumbrarme a muchas cosas nuevas. Al principio no es fácil. Aún no sé si me quedaré en el equipo. Quiero jugar más, naturalmente. Tal vez cambie de club. Cuando acaben los Juegos Olímpicos tomaré una decisión.

¿Piensa regresar a casa?
No, no quiero volver a Bélgica ni tampoco a Holanda. Quiero jugar en una de las grandes ligas.