Londres 1948

Debido a la Segunda Guerra Mundial, subsistió una pausa de 12 años entre las Olimpíadas. En el entretiempo, el fútbol profesional comenzó a florecer y se convirtió en una auténtica potencia. Ello condujo a que se limitara la elegibilidad de los jugadores olímpicos y el resultado fue el comienzo del dominio del bloque de países de Europa Oriental. No obstante, en estos Juegos Olímpicos, Suecia consiguió llevarse todavía el título. De hecho, Suecia fue el único país fuera del bloque soviético que logró adjudicarse la medalla de oro en los años de la posguerra hasta los Juegos de 1984, año en que Francia consiguió romper esta larga hegemonía.

Los suecos formaron una escuadra espectacular. Anotaron 22 goles en sólo cuatro partidos, entre ellos el 3 a 0 contra Austria, el celebérrimo 12 a 0 a Corea (Gunnar Nordahl anotó cuatro y Henry Carlsson tres) y el 3 a 1 contra Yugoslavia en la final ante 60,000 espectadores en el Wembley. Gunnar Gren fue autor de dos goles y Nordahl de uno, consagrándose este último máximo goleador del torneo con siete tantos junto al danés John Hansen.

El gol más singular jamás marcado fue obra de Carlsson en la victoria sueca por 4 a 1 contra Dinamarca. En una maniobra de rápidos cambios y rotaciones, Nordahl se encontró de repente en posición de fuera de juego. Para evitar la posición antirreglamentaria, entró al fondo de las redes de Dinamarca, justo cuando Carlsson se elevaba para dar el frentazo de gol. El tanto fue validado.

El triunfo sueco no fue mera casualidad. Tres jugadores -Nils Liedholm, Gren y Nordahl- alcanzaron gloria y éxito financiero con el AC Milán. Nordahl contabilizó 210 goles en el club de la primera división -y 15 en el AS Roma-. En 1958, Gren, quien tenía 38 años de edad, y Liedholm, 36, integraron el plantel de su selección en el Campeonato Mundial disputado en su país. El dueño de casa llegó a la final y fue batido por Brasil, con un joven de diecisiete años llamado Pelé.

En el partido por la medalla de bronce, pródigo en anotaciones, los daneses derrotaron a Gran Bretaña, dirigida por el DT del Manchester United, Matt Busby, por 5 a 3, tras ir ganando 3 a 2 en el primer tiempo. John Hausen y Carl Praest anotaron dos tantos cada uno.