Bielorrusia gana con esfuerzo (1-0)
© AFP

Bielorrusia derrotó 1-0 a Nueva Zelanda en el estreno de ambos en el Grupo C del Torneo Olímpico de Fútbol. El único tanto del partido disputado en Coventry lo anotó Dmitry Baga.

Durante los primeros minutos, el equipo de Oceanía exhibió orden y disciplina táctica, lo que permitió mantener a raya a los europeos, de mayor riqueza individual. A los 9 minutos, sorprendieron los neozelandeses cuando el lateral Ian Hogg recibió el balón a 30 metros del arco y sacó un fuerte disparo que salió por encima del travesaño sólo por centímetros.

Pasado el cuarto de hora, Bielorrusia despertó y tuvo dos ocasiones para anotar. En una, Renan Bressan Bardini probó suerte con un tiro de esquina hacia la portería, pero el arquero Michael O'Keeffe sacó por arriba del larguero. Acto seguido, con el córner siguiente, Sergei Kornilenko disparó a quemarropa y Michael McGlinchey bloqueó casi sobre la línea de meta.

Bielorrusia abrió el marcador justo antes del descanso: en un tiro de esquina O'Keeffe salió en falso y Dmitry Baga cabeceó a las mallas con el arco vacío (1-0, 45').

En la segunda mitad, los neozelandeses salieron a buscar la igualdad, que pudieron haber alcanzado en el minuto 66. Kosta Barbarouses entregó un pase mortal a Chris Wood, quien apareció sin marcas y sacó un remate que salió muy cerca por encima del travesaño.

Los europeos contestaron con un fuerte disparo de Kornilenko, que O'Keeffe detuvo con un reflejo notable. Sobre el final, el portero del conjunto de Oceanía se quedó con un tiro de Andrei Voronkov y un cabezazo de Igor Kuzmenok desde corta distancia. En la última ocasión, Kornilenko casi estira la diferencia con un disparo desde 6 metros que pegó en el palo.

El 29 de julio en Manchester, Bielorrusia enfrentará a Brasil, mientras que Nueva Zelanda jugará ante Egipto.