Los Angeles 1984

Cuatro años después del boicot debido a Afganistán, los países de Europa Oriental contestaron con un boicot por su parte, dando como motivo problemas de seguridad. Es así que, pocas semanas antes del inicio de los Juegos, Alemania Oriental, Checoslovaquia y la Unión Soviética fueron sustituidas por Alemania Occidental, Italia y Noruega.

Pese a la llamada de última hora, Italia se desenvolvió muy bien en el torneo y perdió por 2 a 1 en el partido por la medalla de bronce contra Yugoslavia, nación comunista que había decidido participar. En el elenco italiano figuraban algunos jugadores a las puertas de la fama, como, por ejemplo, Franco Baresi, Daniele Massaro, Aldo Serena y Pietro Vierchowod. Lo mismo vale para Camerún, en cuyas filas militaba Roger Mila, quien acumularía glorias mundialistas en 1990.

Por primera vez, se autorizó que los profesionales participasen en el Torneo Olímpico de Fútbol. Los jugadores de Europa y Sudamérica, que habían participado en la Copa Mundial, no tenían derecho a participar, lo cual fue favorable para equipos como Canadá y Egipto, que lograron clasificarse para los cuartos de final.

Los franceses, cuya selección nacional "A" había ganado pocas semanas antes el Campeonato Europeo, arrancaron modestamente con un empate a dos contra Qatar, una igualada a uno con Chile y una apretada victoria por 2 a 1 contra Noruega. Encontraron su juego en la segunda ronda, en la cual batieron a Egipto 2 a 0 en los cuartos de final con dos goles de Daniel Xuereb y a Yugoslavia en las semifinales por 4 a 2, anotando Guy Lacombe y Xuereb los goles de la victoria.

Brasil, cuyo plantel estaba integrado mayormente por jugadores del Internacional de Porto Alegre, llegó a la final tras la definición por tiros penales que ganó por 4 a 2 contra Canadá, a continuación del empate a uno en el tiempo reglamentario.

La escuadra tricolor de Francia pudo celebrar un verano memorable al derrotar a Brasil en la final por 2 a 0. Los autores de los tantos fueron François Brisson y Xuereb, en los minutos 55 y 62 respectivamente. Xuereb se proclamó máximo goleador junto con los yugoslavos Stjepan Deveric y Borivoje Cvetkovic, con cinco tantos cada uno.

Cabe señalar la enorme afluencia de espectadores a las cuatro sedes en Palo Alto, Anápolis, Cambridge y, particularmente, Pasadena, donde una multitud récord de 101,799 espectadores presenciaron la final en el estadio Rose Bowl. El total registrado de espectadores fue de 1,421,627 en 32 partidos, siendo el fútbol la disciplina deportiva más concurrida. Este éxito ayudó a EEUU a convencer a la FIFA en 1988 a concederle la organización de la Copa Mundial 1994.