Melbourne 1956

Debido a la revolución húngara y la invasión soviética resultante, sólo once equipos participaron en este torneo, volviendo así, el Torneo Olímpico de Fútbol, a sus albores de 1908 y 1912.

Los soviéticos dominaron este torneo y se llevaron su primera medalla olímpica -la áurea- en su recién segunda aparición. Pese a que los soviéticos menospreciaran el culto del estrellato, estos Juegos Olímpicos marcaron el nacimiento de la figura estelar del portero Lev Yashin, quien encajó sólo dos goles en cuatro encuentros y quien celebraría aún mayores glorias internacionales, como, por ejemplo, la participación en tres Campeonatos Mundiales, atajar más de cien penales y vestir 78 veces los colores nacionales.

En su camino hacia la final -una victoria por 1 a 0 contra Yugoslavia, quien conquistaba así su tercera medalla de plata-, la escuadra soviética estuvo dos veces al borde de la eliminación, frente a Indonesia en los cuartos de final y frente a Bulgaria en las semifinales.

Cada vez que los soviéticos llevaban la pelota, el conjunto indonesio planteó una barrera impenetrable de diez jugadores en la defensa. La estratagema funcionó y el cotejo terminó en empate a cero. No obstante, en el partido de desempate, los soviéticos batieron claramente a los indonesios por 4 a 0, anotando Sergei Salnikov dos tantos.

En la semifinal, el defensor derecho soviético Nikolai Tisjenko se fracturó la clavícula, pero siguió jugando con un vendaje, ya que en esas épocas no se autorizaba la sustitución de jugadores. La igualdad persistió al cabo de los 90 minutos reglamentarios, de modo que se tuvo que ir al tiempo suplementario. Ivan Kolev adelantó a Bulgaria, pero Eduard Streltsov y Boris Tatushin corrigieron el marcador en los últimos minutos del alargue, concretando la victoria soviética por 2 a 1.

En la final, los soviéticos no tuvieron que esforzarse ni volcar el partido, ya que el cabezazo del 1 a 0 de Anatoly Ilyin en el minuto 48 fue el resultado final, después de que se invalidara un gol del yugoslavo Zlako Papec por fuera de juego.

Bulgaria conquistó su primera medalla olímpica, al derrotar a India por 3 a 0 en el partido por el tercer puesto, con dos goles de Todor Diev.