Montreal 1976

Los Juegos Olímpicos de 1976 marcaron el inicio de una serie de tres boicots consecutivos, comenzando con Ghana, Nigeria y Zambia por razones políticas, y Uruguay por otros motivos.

El poseedor del título Polonia no pudo renovar su conquista y se tuvo que contentar con la medalla de plata tras caer derrotado por 3 a 1 frente a Alemania Oriental en la final. El ganador se adelantó dos veces en los minutos iniciales del encuentro con goles de Hartmut Schade y Martin Hoffmann y cerró la cuenta a cinco minutos del término mediante el gol de Reinhard Haefner ante una multitud de 71,617 espectadores en el estadio Olímpico. Grzegorz lato marcó el único tanto polaco. El ariete polaco Andrzei Szarmach obtuvo el galardón de mejor goleador del torneo.

Los Juegos de Montreal se recordarán asimismo como el trampolín de la carrera internacional de varias grandes figuras: un centrocampista francés de 21 años de edad, llamado Michel Platini (en ese entonces vestía el n° 11 y no el 10), el portero español Luis Arconada y el centrocampista mexicano de 18 años de edad, Hugo Sánchez, quien obtuviera éxito y gloria con el Real Madrid y la selección mexicana.

Platini, quien se convertiría muy pronto en figura clave de la escuadra nacional francesa y del Juventus en Italia, anotó tres goles en este torneo. Marcó los dos de la victoria por 4 a 1 contra Guatemala y un tercer tanto decisivo que era el empate a uno contra Israel en la primera vuelta. La odisea olímpica francesa finalizó en los cuartos de final, partido en el que Jean Fernández y Francisco Rubio fueron expulsados en el minuto 58 cuando el tanteador estaba 1 a 0 a favor de Alemania Oriental. Los germanos ganaron finalmente por 4 a 0.

La Unión Soviética batió a Brasil 2 a 0 por la medalla de bronce ante 55,647 espectadores. A pesar de que los partidos se jugaran en Toronto, Ottawa, Sherbrooke y Montreal, los 23 partidos atrajeron una enorme multitud de 580,156 espectadores (25,225 de promedio).