De incógnita a futura fuerza
© Getty Images

De gran incógnita, China pasó rápidamente a favorita en el Grupo D, junto con Alemania, tras protagonizar un sensacional estreno en Azerbaiyán 2012. Sin embargo, fue sorprendida por la velocidad de Ghana en la última jornada de la primera fase, y acabó quedándose fuera de los cuartos de final de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2012. 

Aunque la incredulidad y la decepción fuesen los sentimientos imperantes después de la eliminación, el seleccionador chino también ha encontrado motivos para la esperanza, en vista del talento de la nueva generación del fútbol nacional que se ha dado a conocer ante el mundo en Azerbaiyán.

“Tenemos a varias jugadoras excelentes en el plantel, que han mostrado un gran potencial aquí y tienen la oportunidad de construir una carrera brillante. Lu Yueyun, Miao Siwen y Tang Jiali son muy buenas, cuentan con una excelente técnica y mucha habilidad. No cabe duda de que pueden llegar lejos y ser grandes estrellas en el futuro”, apuesta Zhang Chonglai.

China inició su campaña con una goleada por 4-0 sobre Uruguay, que no solo la situó en lo más alto del Grupo D, sino que también la convirtió en una de las grandes candidatas para hacerse con un puesto en cuartos de final, en compañía de Alemania. El equipo chino, debutante en la prueba femenina sub-17, era uno de los grandes interrogantes en vísperas del certamen, y pasó a ser considerado parte integrante del grupo de potencias asiáticas que han dominado las últimas ediciones de los torneos juveniles femeninos.

Aunque no ganasen su segundo compromiso, las chinas obtuvieron un resultado meritorio, al empatar a 1-1 con Alemania, favorita indiscutible de la liguilla. Llegaron a estar por delante en el casillero, pero el cuadro europeo empató en el tiempo añadido, lo que complicó de repente su situación. A pesar de todo, afrontaban su cita ante Ghana como líderes del grupo, y dependían de sí mismas para lograr la clasificación. Pero fueron incapaces de contener los rápidos ataques africanos, siempre liderados por la impresionante Jane Ayieyam, autora de los dos goles de la victoria ghanesa.

“El primer gol de Ghana se produjo después de un fallo de nuestras centrales”, se lamentó Zhang. “Acusamos un problema que afecta a todos los equipos chinos. Estuvimos en una situación muy cómoda en el grupo y al final no hemos conseguido pasar de la primera fase”.

Si bien ha visto frustradas sus propias expectativas y las de quienes la señalaban como nueva fuerza del fútbol asiático en la categoría, China se despide de Azerbaiyán 2012 con razones para el optimismo. “El fútbol chino todavía está dando sus primeros pasos”, se empeña en recordar la capitana del equipo, Jiang Tingting.