Los técnicos, protagonistas
© Getty Images

A unas horas para el desenlace de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Azerbaiyán 2012, los seleccionadores de los cuatro mejores equipos del torneo hicieron balance de su actuación y de la situación del fútbol femenino en sus respectivos países.

FIFA.com recogió las opiniones tanto de los técnicos que lucharán este 13 de octubre por el tercer puesto en Azerbaiyán 2012, el seleccionador de Ghana Mas-Ud Dramani y la entrenadora de Alemania, Anouschka Bernhard, como de los directores técnicos de los dos contendientes en la gran final entre Francia y la RDP de Corea: el galo Guy Ferrier y el norcoreano Yong Bang Hwang.

Para Alemania, el hecho de no estar en la que hubiera sido su primera final de una Copa Mundial Femenina Sub-17 fue una pequeña decepción, pero si las jóvenes germanas se imponen a Ghana este sábado y suben al podio, habrán igualado su mejor clasificación histórica. Para Bernhard, la valoración del torneo sólo puede ser positiva. “Estamos felices con el resultado, con estar entre los mejores, pero un poco disgustados con nuestras actuaciones en los partidos, porque creo que podemos jugar mejor. Sin embargo, fue una gran experiencia para nuestras jugadoras, y una gran experiencia de cara al desarrollo de nuestro fútbol, así que este torneo ha sido un éxito para nosotros”, afirmó.

Si, para Alemania, Azerbaiyán 2012 ha sido un paso adelante, no lo ha sido menos para Ghana. Independientemente de lo que suceda ante el equipo de Bernhard, las Doncellas Negras han hecho historia llegando a cuartos de final, pero aún más llegando a semifinales. Toda África mira a este equipo, el primero del continente que logra situarse en estas instancias en un torneo de la categoría.

Una jornada histórica
Su técnico, Mas-Ud Dramani cree que, pese a los problemas que tuvieron durante la preparación, que Ghana haya llegado hasta aquí no deja duda alguna sobre la pujanza del fútbol femenino africano. “Nosotros no tenemos un campeonato de clasificación como el que tienen en Europa, pero somos muy apasionados, y cuando ves que tanto Nigeria como nosotros logramos clasificar para cuartos de final, eso significa que nuestro fútbol ha crecido mucho, y un día seremos campeones del mundo”.

Al igual que para Ghana, para Francia, pase lo que pase en la final, Azerbaiyán 2012 será histórico. Por primera vez una selección femenina francesa disputará la final de un torneo de la FIFA, y su técnico Guy Ferrier tiene claro que esto es el resultado de un largo trabajo. “En este momento tenemos hasta 6 escuelas dedicadas al fútbol femenino y en las que se combinan deportes y estudios. Las chicas chicas estudian y se gradúan, pero también entrenan 5 días a la semana. Es un trabajo duro el que hacen, pero ese trabajo está reflejado aquí, en esta final”.

Las Bleuettes tendrán un duro oponente en la final. La RDP de Corea será finalista del torneo cuatro años después. En Nueva Zelanda 2008 las norcoreanas se coronaron campeonas. El actual seleccionador del equipo, Yong Bang Hwang, confía en repetir la hazaña, al tiempo que valora a los contendientes que ha tenido su equipo hasta el momento, sobre todo a Francia, a quien ya se midió en la fase de grupos (1-1), y Alemania, a quien derrotó en semifinales. “Tanto Francia como Alemania son equipo fuertes y han sido grandes rivales”, subrayó.

Ferrier, por su parte, no escatimó tampoco elogios hacia su rival, pero sobre todo, se mostró preparado para afrontar este histórico desafío. “Tras superar los cuartos de final no hay ningún tipo de presión para mis jugadoras. Somos conscientes de nuestras debilidades y de las fortalezas de la RDP de Corea, y se trata simplemente de jugar lo mejor que podamos”.

Para unos y otros, llegar a estas instancias de una Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA es un éxito. Solo toca aguardar al emocionante desenlace y disfrutar del espectáculo que estos cuatro técnicos y sus equipos nos van a brindar este 13 de octubre.