Alegría de Japón, tristeza de España y Venezuela
© Getty Images

EL RESUMEN DE LA JORNADA – La selección japonesa se proclamó por primera vez campeona de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA. El triunfo de las Pequeñas Nadeshiko ha sido merecido, al ganar sus siete partidos de Costa Rica 2014 con el ímpetu y la desenvoltura que caracterizan a los combinados nipones. En el choque por el título volvió a disponer de numerosas oportunidades de gol, aunque después de adelantarse a través de Meika Nishida en el minuto 5 no sentenciaría hasta doce minutos antes del final, mediante una diana de Fuka Kono.

Venezuela e Italia coronaron nuevas cimas al alcanzar las semifinales, y tenían asegurado su mejor puesto histórico fuese cual fuese el resultado del duelo por la tercera posición. Ambas selecciones protagonizaron una contienda muy emocionante y de ritmo intenso, en la que la Vinotinto empató hasta cuatro veces, la última en la jugada que puso fin al tiempo reglamentado. Sin embargo, su puntería le abandonó en la tanda de penales: envió dos disparos contra la madera y otros dos fueron detenidos por la guardameta italiana, Francesca Durante.

Resultados
Final
Japón 2-0 España

Partido por el tercer puesto
Venezuela 4-4 Italia (0-2 PEN)

Momentos destacados
Honor en la victoria y en la derrota
El fútbol femenino se caracteriza por el fair play, y la deportividad volvió a verse tanto durante la final como después de ella. Las japonesas hicieron un pasillo camino del podio a las españolas, claramente abatidas cuando sonó el pitido final, y el equipo derrotado devolvió luego ese gesto a las campeonas.

Venezuela mitiga su dolor
El ataque venezolano causó sensación durante todo el torneo, sobre todo gracias a sus dinámicas delanteras Gabriela García y Deyna Castellanos, dos de las mejores atacantes de esta prueba. A pesar de mostrar una resistencia extraordinaria al replicar a los cuatro goles de Italia, parece que a la Vinotinto se le agotó la suerte en la tanda de penales, ya que no pudo materializar ninguno de sus cuatro lanzamientos, que había practicado bastante el día anterior. Aun así, las jugadoras pudieron sonreír al ser ovacionadas por el numeroso público venezolano cuando se dirigieron a las gradas para ver la final.

El dominio de Asia continúa
La calidad de los equipos asiáticos en las categorías inferiores vuelve a quedar de manifiesto con el triunfo de las niponas, tercera selección de su continente que gana el título en cuatro ediciones, al seguir los pasos de la República de Corea y la RDP de Corea. Japón y la RDP de Corea también han sido subcampeonas dos veces. El resultado de la final también significa que los equipos europeos no han logrado ganar a rivales asiáticos en sus últimos siete cruces. La última vez fue España la que se impuso a la RDP de Corea en 2010 (la victoria de Francia en la final de Azerbaiyán en 2012 se considera un empate por haberse logrado en la tanda de penaes).

La celebración de Costa Rica
Aunque esta competición se recordará principalmente por el triunfo japonés, también nos deja como legado la hospitalidad y los logros del país organizador. Las ticas quedaron eliminadas en la fase de grupos, sin llegar a puntuar, pero el torneo ha supuesto un gran avance para el fútbol femenino en la nación centroamericana, con sus récords de público y el gran interés que ha suscitado. El equipo anfitrión disfrutó de otro momento memorable cuando fue recibido entre ovaciones en la noche de la final, al dar una vuelta de honor con una pancarta que decía: “¡Gracias Costa Rica por el apoyo!”.

El dato
284.320:
la cifra total de espectadores que asistieron a los partidos de Costa Rica 2014 —un récord—, con un promedio de 8.885 por encuentro, que superó la marca anterior, establecida en Azerbaiyán 2012.

La Frase
"Me dijeron que era la primera entrenadora japonesa de un combinado nacional. Creo que me gustaría ser un modelo para otras mujeres que vayan a hacerse técnicos, y no porque yo sea una mujer, sino porque doy mi corazón y mi alma a mis jugadoras para hacer de ellas mejores futbolistas. Mi deseo es ser solamente una pequeña parte en el desarrollo del fútbol femenino en el futuro".
Asako Takemoto Takakura, seleccionadora de Japón.